AMOR Y MILITANCIA /ANIBAL QUIJADA

Don Anibal Quijada camina cada día por las calles de Santiago de Chile, bordeando los 90 años tiene una lucidez y una alegría de ser excepcionales, es la bondad misma, la tolerancia, la perspectiva, la levedad, la sabiduría. 

De aspecto  tribuno romano dice que cuando sale no sabe si va a volver, a veces detiene su caminata un tiempo y queda allí de pie esperando …   no parece importarle… espera solo espera… sigue esperando…. y parte de  nuevo al supermeracdo. Tiene mil historias vividas algunas de ellas  publicadas en su sitio web – http://sandypoint86.cl/. – con su bastón y su sonrisa está siempre dispuesto a conversar sus vivencias, de las creencias suyas y las de los otros, las ideas, los ideales que lo han acompañado, los seres de luz y su hijo que debería volver ahora en Noviembre a visitar o manifestarse de alguna manera desde el más allá, no cree  ni en los seres de luz, ni en la vida despues de la vida, pero me ha invitado a esperar a su hijo , yo… en los brujos no creo pero…me ha dicho que soy demasiado influenciable.., me mira con una sonrisa cariñosa.

Le he pedido sin embargo su acuerdo para publicar en este blog una historia de amor suya, publicada  ya en su sitio, me ha dicho que sí:   

 AMOR  Y  MILITANCIA 

  En los castaños y soñadores ojos de Estela, podía yo contemplar al atardecer los cerros nevados recortados en el horizonte.  También,  mirando el aterciopelado  recubrimiento de sus párpados, vislumbraba un mundo nuevo de ternura.  Por eso, en los pocos instantes que nos veíamos, cuando ella se sentaba sobre una roca en la playa,  yo hincado, buscaba esos ojos ansiosamente.  Después, lleno de felicidad, ocultaba mi rostro en su regazo.  

Estela era esbelta, alta, de apariencia frágil.  Impresionaba su pálido rostro, enmarcado por la oscura cabellera que caía sobre sus hombros, su expresión dulce y la sonrisa lejana  de sus labios finos.  

Para mí, Estela representaba un sensitivo y ardoroso poema que, a los 18 años, cantaba  a la vida y a la esperanza.   Estela, era también una compañera que vestía el uniforme miliciano de las brigadas femeninas, una activa militante socialista, consciente y disciplinada que, como todos los jóvenes de la época, se preparaba para la revolución.  

Desde el encuentro que tuvimos en la acción conjunta de las juventudes. En que la unidad socialista-comunista se expresó compacta y profunda, nuestras miradas no dejaron de buscarse.  Después, las banderas de ambos partidos, como si compartieran nuestros sentimientos, acabaron por unirnos en la cabeza de un desfile.  

Marchábamos uno al lado del otro, solos,  portando los estandartes. Íbamos eufóricos  cantando nuestros himnos, la Internacional Comunista y la Marsellesa Socialista.  Nunca el sol de esas heladas latitudes brilló tan luminoso.  Nunca tampoco volvimos a sentir el mundo tan nuestro, la nieve tan hermosamente blanca, el cielo tan azul y había alegría en los niños que nos observaban.  

Con las actividades a que nos comprometían las dirigencias juveniles, nuestro amor fue creciendo. Trabajábamos febrilmente.  Organizamos entusiastas campañas, congresos en que reunimos jóvenes de todo el territorio, centros culturales, artísticos., de estudios y eventos deportivos, en los que competíamos para promover la unidad y el quehacer conjunto.

  En esos tiempos, se exigía total  dedicación a la labor partidista y una absoluta fe en las dirigencias.  Había conciencia de que muy pronto, en el plano internacional, habría que defender los avances logrados por el movimiento obrero en la patria del único país socialista, sin medir sacrificios ni vidas.  En aquel enfrentamiento  inevitable se presentaría una vez más, la oportunidad de la revolución mundial.  

Por eso, el militante debía ser muy disciplinado y de una moral sin tacha.  Todo sacrificio personal por la causa era un galardón, que ameritaba nuevas y más importantes responsabilidades que el Partido estaba pronto a señalar.  Si  para el simpatizante ser aceptado en la organización significaba un largo proceso de prueba, para el joven militante valía su diaria actuación, su disciplina para sacrificar tiempo, inclinaciones y hasta sus más íntimos sentimientos.  

Estaba prohibido emborracharse, fumar y tener relaciones equívocas.  Había que rechazar cualquier contacto con las fuerzas contrarias, fueran amigos o familiares y, en fin, demostrar un comportamiento ejemplar, cumpliendo las obligaciones que imponía la organización.  A la menor debilidad,  el camarada era llamado a la junta de disciplina y sancionado con medidas que podían terminar con la expulsión.  Día a día se reafirmaban la consigna: un revolucionario debía ser íntegro y leal a toda prueba.  

Es tarde,  Estela se mostraba preocupada.  

Apenas llegamos a la playa busqué sus ojos.  Estaban llenos de lágrimas.

   -¿Qué sucede? –pregunté.  

Ella miró a la distancia.  Ahora, en sus pupilas, no se distinguían los cerros nevados.

 El corto verano tocaba a su fin y oscuros nubarrones los cubrían.  

-No aceptarán nuestra unión …   La observé azorado.

   -¿Acaso tus padres se oponen?  

-No     no…  Ellos nos comprenden y participan de nuestra felicidad…

  Después, tomándome de un brazo, me confió:   -Es el profesor…  El ideólogo del Partido… 

Como te conté me comprometí con él siendo estudiante…   Me alarmé.  

-Pero…  creí eso terminado…  Él mismo, en sus discursos  ha señalado como ejemplo nuestra amistad…  Ha dicho que es algo sano para nuestras organizaciones…  

-Así creyó al principio…  Que era una amistad de jóvenes con un mismo ideal…  Pero cuando supo que queríamos casarnos se indignó y dijo muchas cosas, entre ellas que no renunciaría a mí…  Me llamarán al orden…  

Quedamos por largo rato pensando.

  -Si es así  -razoné-  recurriré al Partido.

Tú también habla con los tuyos…   Nos despedimos intranquilos.   Pasaron algunos días.  

Una tarde me notificaron que venían camaradas del Comité a tratar “mi caso”.  Aunque no lo creí, fue así en efecto.

Tres camaradas, en fatigosa jornada de todo un día, cruzaron las estepas nevadas para tratar, según dijeron,  “el enojoso asunto que creaba problemas en las relaciones de partidos”. 

Al llegar constituyeron la junta de disciplina.  

-¿Por qué?  -pregunté-  ¿Estamos en verdad poniendo en peligro la unidad socialista-comunista?. 

No es precisamente lo contrario lo que hemos estado haciendo todo este tiempo…  Buscamos afianzar la unidad, a la que nos hemos entregado con todo nuestro esfuerzo…

¿Es que no somos libres para resolver nuestras vidas?…  

Pero el caso estaba ya resuelto.  Algunos rostros del tribunal, rostros curtidos por la nieve y el viento de esas pampas, me miraban con simpatía. 

La mayoría, sin embargo, lucía más severa, dura acusadora.      Subrayaban la disciplina y los altos intereses del Partido.   -No sabe cuánto lo sentimos, camarada…  Pero el problema lo ha creado usted, poniendo en peligro la unidad tan difícilmente alcanzada…  Toda su labor la enfrenta a una situación de hecho desagradable que nos ha obligado a venir…  Usted sabía que esa compañera estaba comprometida y en  ningún momento debió cortejarla…  En ello ha demostrado falta de responsabilidad y olvido de los deberes elementales de un militante y de un dirigente…   Intenté defenderme.  

-Pero, ustedes, ¿acaso no pueden comprender que el amor surge espontáneo, imprevisible?…

¿Es entonces delito enamorarse?

   Me interrumpieron.   -Sí, no es delito…  No obstante, tratándose de un militante y de una joven que se debe al partido, ello representa  una manifiesta falta de madurez… 

¿Encontraría justo, camarada, que nosotros olvidando la integridad del Partido, tuviéramos que aceptar enamoramientos de nuestros militantes con burguesas o reaccionarias?…

Esto puede ser aún más grave por sus efectos inmediatos para la unidad…   El fallo, como siempre, fue unánime.  En el mismo instante me fue comunicado.

  -Por orden del Partido, camarada, usted debe abandonar todo sentimiento que no sea de simple amistad con la compañera Estela… 

Permanecerá aquí hasta que ella contraiga matrimonio y en demostración de disciplina y de ningún resentimiento que le anima, asistirá como testigo de la boda….

 Después, si lo desea, el Partido podrá intervenir para su traslado a otro lugar…  Recabamos en usted la disciplina y responsabilidad del militante… El no acatamiento significará la expulsión…   Duros fueron los días y más negras y heladas las noches que siguieron.

La boda se anticipó.  Estela cumplió disciplinadamente.  Yo también.  

Lo que fracasó fue la unidad a nivel nacional que se quebró a los pocos años.  

También después las cosas cambiaban.  

Cuando se supo que el gran poeta decidió separarse de su primera esposa, fue invitado deferentemente a una reunión en el Comité Central del Partido.

   Le preguntaron:

-Sin pretender inmiscuirnos en su vida privada, camarada Neruda, ¿encuentra correcto lo que está haciendo?   

El poeta sonrió    -Pero,  ¿Qué puedo decirles, camaradas?…  Me enamoré…   

Yo me acordé de Estela.  De esos ojos en que se podía contemplar los cerros nevados de mi patria 

Aníbal Quijada. 

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

vicente guerrero gonzalez

Buenos tiempos virtuales

De mi consideración:

Estas fotografías fueron tomadas por Roberto Arizmendí y las compartió con nosotros.

Un abrazo fraterno

 

13 Respuestas a “AMOR Y MILITANCIA /ANIBAL QUIJADA

  1. Hola, Cómo estás?
    Leí esta entrada en tu blog y supe que tuviste una conversación con Aníbal Quijada. Yo necesito ubicarlo con urgencia por una investigación que estoy haciendo sobre testimonios chilenos basados en la experiencia de la dictadura militar. Traré de ubicarlo a través de su sitio web pero nunca me contestó. Me podrías decir dónde podría contactarlo, por favor. Mi correo es el siguiente: r.reyes.valdivia@gmail.com
    Ojalá puedas responderme, me ayudarías bastante en esta labor.
    Saludos fraternos.

    Roberto R.

  2. Roberto

    He tenido largas conversaciones con Don Anibal en las calles del Barrio Brasil en las cercanias de la plaza Brasil calle Huerfanos, sin embargo c no conozco sus coordenadas y ahora no voy frecuentemente al Barrio Brasil, lamento no poder ayudarlo.

    Para que no hayan confusiones yo no soy fraterno politicamente de don Anibal e imagino que tampoco de UD, de hecho me cae muy mal el tema que plantea, sin embargo me transformé en un amigo de platicas con Don Anibal, en realidad lo estimo mucho, es la sola razón porque le respondo.

    Don Anibal frecuentemente va a acompra en la tarde en el local Horizonte. Huerfanos esq Avda Brasil, sin tiene paciencia podrá verlo caminar a pasito lento con su baston y siempre bien dispuesto a conversar

  3. querido compañero, he sabido de este medio para poder ubicarlo, parece que hablamos una vez por telefono pero el tiempo paso, deseo contactarme con usted, mi nombre es manuel aguilante barrientos, presidente agrupacion de derechos humanos presidente salvador allende gossens , punta arenas

  4. Vicente Guerrero

    Comparto a ustedes la noticia de que Don Anibal Quijada terminó su camino en este mundo el día 31 de enero de 2012. Ojalá este medio sea una forma de poder reunir esas pláticas interminables que tuvimos con Don Anibal.
    Desde la muy noble y leal Ciudad de México.
    De mi consideración

  5. Don Vicente

    Muchas gracias por informarme de esta muy triste noticia.

    Don Anibal fue para mí “el tribuno”, así lo llamaba, lo imaginaba vestido de toga blanca y cruzada en el senado romano dirigiendo la palabra con la diestra levantada, cuando lo encontraba en en Barrio Brasil de Santiago de Chile y entonces comenzábamos larguísimas platicas, pláticas agradables siempre felices llenas de anécdotas, vida a manos llenas de un mundo lejano en el tiempo que sin embargo atesoraba en su corazón.

    Reciba UD, su familia y sus amigos de siempre las mas sinceras condolencias de mi parte

    Me gustara saber si no tiene inconveniente como fueron las circunstancias de su partida donde se encontraba si en Chile o México y si es posible una foto, nunca quise tomarle,nunca quise pedirle su consentimiento.

    El objeto es dedicarle una entrada en este blog, con todo el cariño que le tenía y le tengo

    Un abrazo

    Guillermo Guerrero Rodríguez

  6. Estimados, mi tío abuelo Aníbal Quijada dió su último aliento de vida en su hogar, en Chile, la tarde de ayer tras haberse sentido un poco mal del estómago decidió recostarse y así, se fué en el descanso…su funeral fué emotivo, con tangos y palabras de aquellos que lo conocían, y un infaltable brindis en su honor..

  7. Buenas tardes soy nieto de Anibal Quijada, le doy gracias por recordar a mi abuelo y expresar palabras hacia su persona, mi prima a mencinado como fue que nos dejo, pero yo quisiera hacer referencia lo que nos dejo como legado, su sabiduria, sus palabras y sus consejos, dandonos aliento apoyo, sus conversaciones donde no nos dabamos cuenta como pasaban las horas…
    Nosotros somos el legado de las personas que nos han dejado y somos los que seguiremos escribiendo las historias que no pudieron ser contadas por nuestro abuelo y que algun dia las escribiremos…

    Atte

    Cristian Quijada

  8. Guillermo Guerrero R

    Muy hermoso Don Caqo

  9. Graciela Cea

    Ay Don Anibal, porque se ha ido? tanto que lo queríamos y lo seguíamos. Cuando estaba en México y nos reuníamos los amigos de la SEP en la casa de Carmen Christlieb, él se sentaba y comenzaba a hablar, hablar y hablar rodeado de gente que embelezada no sentía el tiempo pasar, ay Don Anibal, porque se ha ido, si todavía tenia mucho que platicar?

  10. Vicente Guerrero

    Buenos tiempos virtuales
    He buscado la forma de insertar una fotografía de Don Aní y no encontré cómo subirla. Tienes algún correo? Alguien quiere compartir fotos o recuerdos de nuestro amigo?.
    Saludos
    VGRO.

  11. Se ha creado UNA PAGINA PARA DON ANIBAL EN ESTE BLOG (Ver encabezamiento)

    https://guillegg.wordpress.com/don-anibal-quijada/

  12. María Quijada Soto

    Hay un concurso en México se llama ” Con la voluntad del Corazón” y la artista Mariela Sandoval ha subido una foto de mi padre que está concursando . Para que gane pongan solo “Me gusta” Este es el link
    http://www.facebook.com/events/117466901711539/ Graco Ramirez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s