ABRAHAM Y LA MIRADA DE DIOS

abraham-21.jpg

Abraham es un hombre de la calle, duro de pelar ha sufrido todos los estragos de una vida sin cuartel.

Es amigo mío desde que hace un par de años le partió la cara a un tipo que me había robado, desde entonces nos tratamos con cariño. Mis palabras de amigo y mis retos de poco han servido para sacarlo del precipicio en que cae cada día más.

Yo había pensado en tomarle una foto, con su permiso, para mostrar su cara marcada por la lucha sin tregua y en algunas modestas y siempre insuficientes palabras describir lo que su vida ha sido,es y como yo lo veía.

Hoy día se lo he pedido y accedió gentil, le pedí que se pusiera hacia la luz y saque está foto.

Al mirar después la foto me di cuenta que ese no es el Abraham que vemos en persona material, las marcas y los estragos casi no aparecen, no es el hombre sufriente y lamentable, con un tristeza profunda de vivir, al borde del colapso definitivo que impacta y desespera.

Anuncios

8 Respuestas a “ABRAHAM Y LA MIRADA DE DIOS

  1. Amigo Guillermo: me encanta lo que Ud. hace. Las personas de la calle, mendigos, vagabundos, y borrachos, son las que hacen de veras, filosofía, no sistemática ni dogmática, sino conocedora del corazón de la verdad, incalcanzable para los sabios, asible para los humildes.

    Atentamente.

    luis_.

  2. Don Luis
    Imagino que Ud. es don Luis Robert.
    Es un honor recibir su visita, pero en realidad no me extraña, ha dado Ud tantas muestras de buen corazón y grandeza de sentimientos que una situación como la que se plantea no podía sino que moverlo a comentar.
    Es a mi juicio muy bueno, si no lo ha hecho antes, que su erudición e inteligencia se abran al duro mundo real de las carencias y exclusiones, donde día a día de mueven como si fuera el último, millones de seres humanos. Mundo en el cual nuestra impotencias e incompetencias son evidentes.
    Gracias.

  3. Sentires

    Estoy aprendiendo con no pocas dificultades y caídas, no todos tenemos la facilidad de percivir correctamente las situaciones y las personas, muchas veces uno ve solo lo que quiere ver y causa mucho daño.

  4. Cuando vemos más allá del hombre, más allá de la coraza, el envoltorio, que envuelve el alma, cuando vislumbramos la esencia del ser, ahí está Dios: Dios en el alma y el hombre en el cuerpo.

    Cuando miramos a los ojos no debemos buscar su forma o color sino lo que hay en lo más profundo de su ser, lo que nadie puede ver sin sentir que busca el alma pura y noble que todo ser humano tiene.

    Recuerdas Guillermo que una vez hablamos acerca de mi defensa a las personas que cometen delito? Aquí tienes la respuesta: busca su esencia, busca a Dios en cada persona, porque todos somos obra del Padre y el Padre no se ausenta de sus hijos. Somos nosotros los que nos ausentamos de El y nos sumimos en la desesperanza, a veces ahogos de desesperación y gritos de ayuda. Pero El está ahí.

    La mirada de Abraham no es otra que la de complecerse al ver a Dios, refleja su paz más recóndita: Lo muestra a él tal y como es, un reflejo vivo que Dios habita en él, como en ti, como en todos sus hijos. Mirada liberadora de los espacios de Dios.

    Guillermo, me encanta lo que estás haciendo en este blog, es el más humano que he visto. Mis felicitaciones sinceras para ti.

    En cuanto a Nancy, tienes junto a ti, en este blog, a una niña preciosa, de alma no sólo noble, sino pura;que aun las tristezas , las penitas, no la alejan del Padre que tanto nos ama. Cuidala, ella transmite aquello que resulta fundamental a los seres humanos: amor puro.

    Con el cariño de siempre
    Andrea Balbontín Nesvara

  5. A veces una foto no es suficiente, eso que se expresa cuando los ojos brillan necesitan del movimiento… he hecho un par de viajes y he intentado retratar eso de lo que hablas y a veces puede ser dificil… Los paisajes estan ahi… inmoviles, pero las personas viven sientes y sobre todo cambian… gracias por visitarme, me gusta esto seguire pasando un saludo.

  6. Andrea

    Con humildad y con cariño te recibo y te leo.

    Desde luego una de las primeras situaciones que evoqué, después de la gran sorpresa que me llevé con la foto de Abraham, fue nuestra larga discusión sobre las defensorías en general y las tuyas en particular.
    Recuerdo que me contaste sobre tus vistas a la cárceles horriblemente hacinadas donde los reos, acusados convivían mucho peor que bestias enloquecidas y tus apasionados argumentos llamando a considerar esos seres como seres humanos.
    Recuerdo que un día después de pensarlo cedí tus argumentos, sobre todo aquel de la parábola de la oveja perdida y tu propósito de ayudar preferentemente a aquellos que no conocían o estaban alejados de Dios, ya que los hombres buenos ya estaban con Dios por lo tanto no necesitaban tanto de tu ayuda. También recuerdo tu duda inicial respecto que si mi cambio se debía a una gentileza caballerosa o era realmente sincera. Los meses que siguieron demostraron en los hechos algunas oscilaciones de mi parte. Si alguna duda aún persistía veo que ya no la tienes, me felicito por ello.
    Me parece que esa conversación la tuvimos hace mil años.
    Roma no se hizo en un día y los caminos para llegar a ellas son muchos, hoy yo pensaba escribir acerca del “orden espontáneo” sujeto muy difícil y tan caro al liberalismo, pensado por Von Hayek hasta el fin de sus días y los liberales desde hace más de doscientos años, anoche después de escribí r lo de Abraham sentí que ya no podía hacerlo habrá que esperar. una semana más tal vez.

  7. A veces tenemos la gran bendición de capturar la esencia en un retrato, es en el momento preciso, justa instancia. Esa imagen queda plasmada en esta fotografía tan bien lograda.
    No, no requiere de movimiento, Guillermo, capturaste el momento exacto para retratar lo que hay detrás del hombre, de la imagen. Hay que mirar esta toma con el alma abierta y comprender su sentido.

    Es como el arte: debes entender una obra, un cuadro con el alma, ella dice lo que la razón se niega a comprender. Al utilizar la razón decimos: “Si, es lindo o es feo, me gusta , no me gusta….” pero cuando miras esa misma obra con los ojos del alma logras capturar la esencia misma, lo que sientes con ella y te sumerges en sentimientos tan personales, dificilmente se pueden compartir a menos que estés en el alma misma del otro.¡Imposible, somos almas individuales!

    Esta forografía de Abraham logra mostrar al hombre más allá del hombre, pero sólo comprensible a los ojos de los hombres de buena voluntad….

    Orden espontáneo?????Déjalo para después, esto es más importante, esto es la vida!

    Cariños

  8. Andrea

    Tú como experimentada veedora de arte, has respondido genialmente al tema del movimiento. Yo añadiría que el alma no cambia con el movimiento y que dice mucho más un instante mágico en que como lo dices Andrea, el alma esta abierta.
    El misterio para mí es como una intención como la inicial mía haya recibido haya recibido tal respuesta, no hay que pensar ¿no es cierto?.
    Orden espontaneó, imagino que no es un tema ahora tienes razón, me había dedicado al asunto, había leído no poco y ya tenia al menos el inicio redactado, pero así son las cosas.
    Las almas son individuales como lo dices y estamos mas cerca de las personas acercándose a su esencia que mirando desde la complejidad. Es un bello tema.
    Con cariño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s