CORAZON Y MENTE

magia.jpg

A veces uno quisiera que existiera un mundo de magia, de magia con hadas maravillosas y magos buenos poderosos. Nos gustaría que hubiera un mundo en las estrellas, que todos estuviéramos aquí por algo más que la mantención de los genes en particular y la especie en general, que un buen Dios este siempre con nosotros y además un ángel de la guarda.

Angel de la guardia dulce compañía, no nos abandones ni de noche ni de día ni en la hora de nuestra muerte… amén.

Quisiéramos que las cosas no fueran complejas y que fueran posibles muchas cosas y que todos fuéramos hermanos, nos amaramos como lo ordenó Cristo y que además fuéramos libres.

Queremos pues la simpleza del amor de todos con todosAsí habla el corazón, eso queremos, eso necesitamos, queremos trascender, ser algo más que vísceras complejas y alma efímera como el cuerpo físico.

castillo-de-hadas.jpg

A veces escuchamos al corazón y vibramos con él y nos dejamos llevar por las maravillas de la magia, la fé y sintonizamos a la perfección y se nos aparecen algunos milagros y creemos por algunos momentos, un tiempo. No pensamos, la mente queda fuera como apagada por algún interruptor y es cierto somos más felices, entra entonces toda la potencia del amor en nuestro corazón y la mirada cambia.

Pero llega el momento en que la mente se pone en marcha y predomina la razón, algo o alguien, algún post o algún texto vagabundo nos hace pensar y la mente hace su trabajo.En ambos casos somos sinceros, somos verdaderos, no tratamos de engañar, es la lucha del cuerpo su mente y el espíritu.

hadas-magica.jpg

EL ego nos obliga a identificarnos con las construcciones de nuestra mente, no tenemos más, no somos más, a veces esas articulaciones nos dañan y dañan a otros, dicen que el ego sufre y hace sufrir.Según los católicos, así lo he escuchado, cuando articulamos en permanencia con nuestra mente alejamos al espíritu santo de nosotros.

Curiosa coincidencia entre la religión y la psicología.Evidentemente, hay muchos que no tienen dudas y van por esta vida seguros con su mente y otros con su fe. Unos parecen monumentos imbatibles de hormigón sin corazón y los otros arcángeles con la espada presta a desenvainar. Entre ellos, nosotros.

corazon.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s