SALE EL ESPECTRO / PHILIP ROTH

SALE EL ESPECTRO novela de PHILIP ROTH (EEUU) / EDITORIAL : Literatura Mondadori/2008

Me pasó con “Sale el espectro” lo que con algunas novelas de Mario Vargas Llosa como “Las aventuras de una niña mala” o como con “Las intermitencias de la muerte” de José Saramago, sencillamente la tomas para leerla y no puedes soltarla hasta terminar.

Las razones no son las mismas evidentemente. En el caso de Sale el Espectro fascina el estilo variado y sorpresivo del relato que te hace pedir más y más páginas, el tema mismo y sus derivadas vividas o soñadas, la pasión, la esperanza, la seducción, lo inatajable todo ante lo cual se debaten cuatro cerebros notables.

Relatada en primera persona trata de un famoso escritor de 71 años Nathan Zuckerman que después de 11 años de vida retirada del mundanal ruido pero activo como escritor, vuelve a Nueva York por asuntos de próstata y vejiga.

En la gran ciudad entonces ese hombre revive su pasiones vuelve a sentir la gran variedad de la vida, siempre consciente de su situación. Una cadena de situaciones le hace entrar en contacto, siempre renuente, temeroso y auto inquisidor, con tres personajes que en pocos días pondrán su estable vida de cabeza. Una hermosa y fascínate joven, un impetuoso y bello joven aspirante a escritor y una mujer con cáncer al cerebro, hermosa ayer y esposa de un escritor ya fallecido en torno a un desliz desconocido del cual se arma la trama.

Excelente libro, el único detalle: la traducción “españolísima ” que irrita veces ya que distrae del mundo creado, los mundos creados por Philip Roth .

Algunos párrafos o frases que me llamaron especialmente la atención:

-O-

“En el campo no había nada que tentara mis esperanzas. Pero cuando llegué a Nueva york, en cuestión de horas la ciudad hizo conmigo lo que hace con la gente: despertar las posibilidades. La esperanza resurge.”

-O-

“por muy sexualmente incapacitado que estuviera, por muy desentrenado al cabo de once años, el impulso despertado por el encuentro con Jamie se hubiera reafirmado demencialmente como la fuerza vivificadora. Como si en presencia de aquella joven mujer hubiera esperanza”.

-O-

” ¿Qué es lo correcto, lo cuerdo, y quien soy yo para afirmar que alguna vez el suficiente conocimiento para hacerlo?. Hice lo que hice: eso es todo lo que uno sabe cuando mira hacia atrás. Organicé mi penosas experiencia a partir de mi inspiración y mi ineptitud (la inspiración fue la ineptitud) y es más que probable que ahora esté haciendo lo mismo. Y con esta alocada rapidez, nada menos, como temeroso de que mi locura vaya a evaporarse de un momento a otro y ya no sea capaz de seguir adelante con todo lo que estoy haciendo y que sé muy bien que no debería estar haciendo”.

-O-

-Kliman no es serio. No hay sobriedad en él. Para él todo es audacia, desafío y jarana. Carece de gravedad.

-Tal vez no tenga el comedimiento de otros, o la diplomacia, pero no carece de sobriedad.

-Y de integridad.¿ O es que la integridad le ha corrompido? No creo que la maquinación sea algo ajeno a Kliman. ¿Asecha la integridad en alguna parte?.

-Él no responde a esa descripción, señor Zuckerman… le está parodiando. Es cierto que no siempre entiende por qué no debería comportarse como lo hace, pero tiene sus principios. Mire, Richard no está solo; vive en un mundo de ambición personal, un mundo donde si uno no es ambicioso se siente como un fracasado. Un mundo en el que solo cuenta la reputación. Usted es una persona mayor que regresa aquí y no sabe lo que es ser joven ahora.. Usted es de los años cincuenta y él es ahora. Usted es Nathan Zuckerman. Probablemente ha pasado mucho tiempo desde que tuvo contacto con personas que no estaban establecidas en su vida profesional. Usted no sabe lo que es no tener reputación ya hecha en un mundo donde la reputación lo es todo. Pero si uno no es maestro Zen en este mundo de ambición profesional, si forma parte de él y lucha por ser reconocido, ¿se convierte ipso facto en enemigo?. He de admitir que Richard no es tal vez la persona más profunda que conozco, pero no hay ningún motivo para creer que, en su experiencia del mundo, pudiera prever que su impetuosa persecución de lo que esté buscando resultara ofensiva para alguien.

-En cuanto a su profundidad, yo diría que no es ni la mitad de profundo que tú marido. Y que tú marido no tiene ni la décima parte de la ambición profesional de Kliman y no se siente un fracaso por ello.

-Tampoco se siente como un hombre de éxito. Pero en esencia es cierto.

Una chica afortunada.

-Muy afortunada. Quiero mucho a mi marido.

Lo que su impecable exhibición de seguridad en sí misma había logrado en menos de diez minutos era aumentar mi deseo y convertirla en el mayor problema de mi vida. La velocidad de atracción no permite abandonar y excluye el abandono: solo hay lugar para la codicia del deseo.”

-O-

“De repente George Plimpton representaba todo lo que había desperdiciado al trasladarme de una manera tan radical como lo había hecho y retirarme a la Montaña de Lonoff, buscando refugiarme de la gran variedad de la vida. ” Es nuestro tiempo – me dijo George, su singular voz resonante de animosa confianza-, Es nuestra humanidad. También tenemos que formar parte de ella””

-O-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s