Graznidocéntrico / Arboles de Clorinda Henríquez

ch1

Prefiero a menudo ser antropocéntrico, más precisamente graznidocéntrico, así pues cuando miro fijamente al gato Botas o a la perra Suzith prefiero creer que me aman  más allá de que necesiten mi comida, prefiero creer que los árboles me escuchan  y me dicen cosas con su follaje, razón por la cual estoy furioso porque en La Reina de las comunas verdes están talando árboles con la pobre excusa de que están enfermos sin remedio y algunos muertos, más furioso aún si denuncié esto a la brillante cnnchile y no me  llevaron de apunte, como decía mi tía,  y más furioso aún-aún si caigo en cuenta que todos les importa un pito que de un día para otro, como decía mi madre,  una hermosa calle sea como una boca sin dientes en la que es imposible pasear ni los atardeceres ni los amaneceres. Como decía, prefiero creer que los pajaritos me cantan gozosos a mí cuando voy a ver a mi madre, que esas caderas que caminado se mueven acompañada de sonrisas en la calle lo hacen para mí. Bach creó  el preludio nº 1 C mayor para mí, ¿para quien sino?. Frei padre pronunció ese discurso de la patria joven en el parque para mí, no tiene otro sentido. Pinochet hizo las reformas para mí, estoy seguro, aunque no exista evidencia concluyente, todo es para y por mí ya que estoy firmemente convencido de que soy en centro del graznido’s universo, entre el alfa y el omega soy una brizna apenas distinguible pero que es y está y ha contribuido con sus granitos a la existencia de otros universos. Entre el principio, no hay principio, y el fin, no hay fin, todos los universos se interceptan, interactúan, Philip Roth dice  que  la palabra “interacción” no se debe emplear si se quiere escribir en serio, como no soy serio la empleo, junto a sus derivadas, a destajo ya que es muy explicativa, interactúan – yo decía – que los universos interactúan creando a su vez un universo  complejo que se  escapa a nuestra razón, razón por la cual yo prefiero, de vez en cuando de cuando en vez, quedarme en mi universo y pasear bajo los  árboles de La Reina, cosa cada vez más complicada por obra y gracia de los funcionarios municipales y sus proyectos sospechosos.

 

ch2

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s