rojo azul violeta

 

c0013607

Estabas de azul hasta las uñas, te veías grandiosa bajo esa melena roja, me hiciste notar, me demostraste juntando uña y chaleco,  que el azul del chaleco no era el mismo que aquel de las uñas que en efecto era color violetas imperiales, acotaste con ese humor de agujas que te es propio: ¿Estamos daltónicos?

 Me despedí, tú  sin despedirte me arrojaste una mirada desafiante, victoriosa.

 ¡Cuídate ¡ – me dije – no sea que un día te pille volando bajo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s