La Super Nana

Super%20nana

La SuperNana dejaba su hijo con su madre y tomaba un autobus transantiago, así abigarrada después de algunos agarrones y trasbordos llegaba antes de que mis padres fueran a trabajar. Al llegar se vestía de un traje azul con una gran SN en el pecho, volaba haciendo el aseo y disponiendo el orden, volaba barriendo la calle, yendo de compras y preparando el almuerzo para mí y para lobo nuestro perro alemán, volaba usando todas las máquinas de la modernidad, atendiendo el teléfono y chateando en mi computador, yo lo sabía, a veces llamaba al médico si tenía fiebre. Recibía mis amigos por la tarde y nos servía siempre sonriente, me ayudaba en las tareas , sabía la regla de tres simple, ya de noche, guardaba su traje, todo en orden volvía a su casa, no lo sabíamos pero también tenía un corazón, a veces lloraba, a veces reía y yo no sabía porque, siempre me perdonaba, un día de primavera aterrizó el Pato Martín en el jardín al lado de la piscina, llevaba a su madre, su hijito y un caballero vikingo montados en sus plumas blancas, se la llevaron y nunca más volvió, mi madre me contó que ahora vivía en un país llamado Suecia en su propia casa. A veces miro por la ventana que da al jardín junto a la piscina y me da pena.

nils

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s