LHC / Cuando los mortales trabajan en el tiempo cósmico

Grand_Universe_by_ANTIFAN_REAL

Desde que el LHC se detuvo a causa de una falla eléctrica ligada a los imanes supercondutores, a pocos días de su puesta en marcha, en este blog se han escrito varios post que relacionan la crisis económica, la caída del LHC y otras complejidades del universo en que estamos inmersos como coincidencias sugerentes en la lucha del hombre por decriptar la complejidad del mundo que nos rodea, algo que podría sugerir un castigo a la arrogancia, ya sea este por querer poder manejar arrogantemente el mundo de las finazas desde Wall Street o por anunciar la creación de la partícula de Dios, el boson de Higgs, partícula que sería la responsable de la creación de la materia poco después del Big Bang, una teoría sobre otra teoría.

Este articulo traducido del NewYork Times, ofrece una interesante visión de lo mismo con otros estímulos.

Que lo disfruten vale la pena leerlo.

-o-o-o-o-o-o-

August 9, 2009

Collisions

LHC / Cuando los mortales trabajan en el tiempo cósmico

By JAMES GLANZ / New York Times/

Nuestro guía, de nombre de nombre Albert y acerbo de Belice, nos encaminó hasta una colina, cerca de una curva en el camino y hacia el degradado secreto de piedra y maleza que rodea las estructuras que surgieron de la selva como un desarrollo inmobiliario descarrilado.

Era Xunantunich, la pirámide maya sagrada cuidadosamente alineado con el sol, la luna y las estrellas y construida capa sobre capa durante cientos de años por las sucesivas generaciones hasta que algo salió mal – nadie sabe exactamente que – y los habitantes simplemente se fueron. No estoy seguro de lo que piensa la mayoría de los visitantes que vean esta desmoronado misterio y majestuosidad. Como antiguo físico, pensé en el Large Hadron Collider, otra grandiosa estructura con aspiraciones cósmicas y problemas terrestres que podrían frustrar sus ambiciones.

El colisionador, una máquina gigante fuera de Ginebra cuyo propósito es la caza de partículas subatómicas que podrían ayudar a explicar el origen del universo, estaba ya parado y atrasado su programa durante la reciente visita a Belice. Y la semana pasada, el laboratorio donde se encuentra el acelerador se anunció que finalmente comienza a machacar entre ellas las partículas este invierno, funcionará a sólo la mitad de potencia debido a una desastroso cortocircuito que causó grandes daños y reveló problemas con el experimento en sí mismo.

En la colina de Belice, estábamos sudados por la subida y distraídos por Albert, quien estaba extraviado con un buen ojo y metiendo un palo en un agujero de tarántula para entretener a una familia de Oklahoma. Sin embargo, ante las ruinas, tenía al menos una pista del pensamiento que se apoderó de mí con toda la fuerza la semana pasada: En Xunantunich y ahora de nuevo en Suiza, las vastas envergaduras del tiempo y el espacio tienen una forma de humillar los enclenques esfuerzos y recursos de los mortales que intentan descubrir el universo.

Pueden haber sido los golpes de ron local, pero para mí las similitudes entre los dos proyectos fueron claras. El colisionador es una gigantesca estructura en el Centro Europeo para la Investigación Nuclear, llamado CERN, que los científicos han construido durante generaciones para ayudarse ellos mismos a conectarse a las más pequeñas y más grandes estructuras del universo, y tal vez darle sentido al por qué el universo es tan hospitalario a la vida.

Sin partículas, Xunantunich fue diseñado para hacer más o menos lo mismo en las colinas de América Central. En lugar de quarks y leptones, los frisos de la pirámide muestran señales de los dioses del cielo, la tierra y el inframundo, y el lugar de la humanidad entre ellos. Las estructuras de piedra fueron establecidas de acuerdo con cuidadosas observaciones astronómicas para ayudar a los sacerdotes, gobernantes y gente común por igual a organizar sus vidas y marca con precisión el paso del tiempo.

Y, al igual que Xunantunich, el colisionador estos días está silencioso, si no abandonado. Después de $ 9 millones y 15 años sólo en la última fase de la vida de la CERN, el colisionador – una colaboración multinacional que incluye a los Estados Unidos – ha sido puesto en estado de ocio por un cortocircuito que involucró sus colosales imanes, llevando a algunos científicos frustrados preguntar si se cumplirán jamás los sueños, y justificar el dinero que se han invertido en él.

Muchos otros científicos creen fervientemente en que sería una injusticia si el colisionador, construido en un anillo subterráneo de 16 millas de circunferencia, fuera amenazado por retrasos que son minúsculos en comparación con la vida del cosmos, que el experimento pretende en gran medida a explicar.

“Yo no lo veo en términos tan apocalípticos”, dijo Steven Weinberg, el teórico de partículas ganador del Premio Nóbel, quien dijo que visitó el CERN hace pocos días y no vio señales de una retirada al estilo Maya. “Todo el mundo estaba triste con el anterior accidente, pero no he tenido la sensación de que hay pánico o de que se hayan resignado a alguna cosa más que un retraso”.

Sin embargo, el Dr. Weinberg estaba muy involucrado en el intento de salvar un proyecto anterior que se convirtió en un monumento a las aspiraciones insatisfechas cosmológico – el Superconducting Supercollider, ahora un agujero fangoso en Texas después de problemas con su coste y el calendario que llevó al Congreso a retirar la financiación a principios de 1990 .

Y los científicos que miran el último drama de las partículas, reconocen que los experimentos de física devienen tan grandes que deben ser pasados de generación en generación y bastante caros como para que un solo país puede permitirse abordarlos, no tienen mucho que hacer frente a un golpe catastrófico en un proyecto

“Cuando yo estaba haciendo física de partículas en los años 60, un plazo de tres meses era enorme”, dijo Allan Franklin, ahora un historiador de la ciencia en la University of Colorado en Boulder. “Usted reúne los aparatos, toma los datos y los analiza, y si no se realizaba en un año era un fracaso.”

Ahora, con miles de millones de dólares y miles de carreras científicas en juego en el proyecto del CERN, el Dr. Franklin dijo, “si fracasa, es casi un desastre para la totalidad del campo.”

Aunque el Gran Colisionador de Hadrones no ha seguido el curso de Xunantunich que antes fue dejado atrás misteriosamente por los Mayas. La pirámide central, apodada El Castillo, fue construida como una torta de cumpleaños en tres o cuatro fases a lo largo de aproximadamente 300 años, comenzando en algún momento entre el 500 y el 600 AC, dice Richard M. Leventhal, profesor de antropología y director del Centro de Patrimonio Cultural la University of Pennsylvania. Que ha llevado a muchas excavaciones arqueológicas en Xunantunich, que se encuentra en las colinas del oeste de Belice, cerca de la frontera con Guatemala.

Los científicos han propuesto diversamente que terremotos, huracanes, sequías, la malaria y la fiebre amarilla llevó a Xunantunich a ser abandonado por los Mayas. Pero el Dr. Leventhal dijo que creía que las explicaciones estaban fuera de lugar.

Lo qué pasa en primer lugar, dice, es que una visión del mundo o sistema de creencias que sustentan una cultura se empieza a debilitar. Sólo entonces podremos algún desafortunado evento como un desastre natural, o un cortocircuito, es una amenaza para todo el sistema.

“Todos estos proyectos multi generacionales se basan en un fuerte y continuo sistema de creencias en cómo funciona el mundo”, dijo el Dr. Leventhal. Mientras que el sistema permanece intacto, dijo, “la construcción continúa y se modifica ligeramente en cada generación, para adaptarse a la hora actual.” Si no, todas las apuestas están fuera del juego.

En la física de partículas, el sistema poco inspiradamente llamado Modelo Estándar, que representa todo lo conocido de la materia pero tiene una brecha: el escurridizo boson de Higgs. Los físicos en el colisionador dicen que esperan capturar esa partícula, que supuestamente explica el origen de la masa, y quizás algunas otras partículas que podrían apuntar a una extensión del modelo

Por su parte, Alberto, que parecía haber muy bien leído sobre el tema, adoptó una línea dura sobre la desaparición de los Mayas en Xunantunich, afirmando que se vieron obligados a abandonar únicamente porque fallaron en rotar sus cultivos”No había alimentos”, dijo Alberto, quien dijo que tenía alguna sangre maya por parte de su madre.

Sea cual sea la verdadera causa del éxodo de los mayas, un portavoz del CERN, James Gillies, dijo que no esperan que el laboratorio sufriera una suerte similar en un futuro próximo. El Sr. Gillies añadió que si, en algunos un futuro muy lejano, los visitantes miraban en las ruinas de su laboratorio como lo hice en aquellas en Xunantunich, probablemente habría mucho menos misterios sobre los que reflexionar.

“Espero sinceramente que si la raza humana ha logrado sobrevivir tanto tiempo”, dijo el Sr. Gillies, “dejaremos una gran huella en la ciencia lo suficiente como para que la gente no tenga que especular sobre lo que el sacerdocio del CERN fue hasta ese momento”

TRADUCIDO DE:

http://www.nytimes.com/2009/08/09/weekinreview/09glanz.html?_r=3&ref=science.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s