¿Recuerdas?

Que fuimos felices en Paris, nuestro amor era joven y eterno, felices las tardes domingueras paseando por la calle Victor Hugo y sus arboles con ramas desnudas, mirando la luna sobre el Sena, el mundo, ese mundo nuestro, ese universo era solo amor, el mañana no parecía existir en las calles, los cafés y los museos de Paris, eran días de violines y querubines que nos atravesaban sin cesar nuestros corazones.  

Vamos creando mundos como pompas multicolores de jabón que nacen y desaparecen, nuestro corazón es un multiverso.  


  

   

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s