Teoría de la Evolución y Religión

Desde los albores del tiempo

Dan Jones / NEWSTATESTMENT

Published 05 November 2009

Doscientos años después del nacimiento de Darwin, los científicos todavía no pueden ponerse de acuerdo sobre si la evolución y la religión pueden coexistir felizmente

20091104_4409forest_w<!–[endif]–>

Ha sido el año de la evolución. Para coincidir con el aniversario de nacimiento, tanto de Darwin y la publicación de “El Origen de las Especies” (On the Origin of Species), Richard Dawkins publicó “El mayor espectáculo del mundo: la evidencia de la evolución” (The Greatest Show on Earth: the Evidence for Evolution). Y Jerry Coyne (un eminente biólogo evolutivo en la Universidad de Chicago) escribió “Por qué la evolución es verdad” (Why Evolution Is True). Sin embargo, en medio de las celebraciones en curso, una nueva tormenta ha estallado. Esta no es la habitual batalla entre los fundamentalistas creacionistas y evolucionistas. El último escándalo ha estallado entre los científicos y filósofos que aceptan la teoría evolucionista como explicación de la aparición de la diversidad de la vida.

En lo que difieren es en la comunicación pública de la ciencia y la evolución. Dawkins, en particular, está siendo reprendido por hacer más daño que bien a la cara pública de la ciencia. La afirmación básica – escrito por el periodista Chris Mooney y el biólogo Sheril Kirshenbaum en su libro “América no científica” (Unscientific America), publicado en junio – es que Dawkins presenta una innecesaria opción de división: UD acepta la evolución y una visión científica del mundo en términos más amplios, y por lo tanto rechaza la religión, o se aferran a la religión y el sacrifican la comprensión científica

Esta estrategia, argumentan los críticos, aliena a las personas religiosas que de otro modo podrían ser receptivos a la teoría científica. Enfrentados a una elección mutuamente excluyente entre su fe privada y la visión objetiva del mundo por la ciencia, los moderados se apartarán de esta último. La ciencia pierde.

No es sólo Dawkins. Coyne y todos los “nuevos ateos” (incluido el filósofo Darwiniano Daniel Dennett, Sam Harris, el neurocientista y el comentarista cultural Christopher Hitchens) se encargan de alienar a la gente de la ciencia. Alineando en su contra un grupo de “acomodaticionistas”, incluyendo Mooney, un ateísta, y Kirshenbaum, un agnóstico, que creen que la evolución y la religión puede vivir feliz una al lado de la otra – al menos en una entente cordiale, si no en una relación de apoyo mutuo.

Dawkins llama “acomodacionismo” a “la escuela Neville Chamberlain” de la evolución, y sus proponentes del cabildo (lobby) del apaciguamiento. Sin embargo, es la línea oficial de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. y el Centro Nacional para la Enseñanza de la Ciencia (US National Academy of Sciences y la National Centre for Science Education), que se dedica a promover la enseñanza de la evolución en los programas escolares de Estados Unidos.

Lobby de apaciguamiento

La crítica acomodacionista tiene al menos dos vertientes. Una de ellas es la crítica cada vez más común que los nuevos ateos son excesivamente maliciosos con la gente de fe, de tono “militante”, e irónicamente fundamentalista en su no-fe. La filósofa acomodacionista Barbara Forrest castiga a los nuevos ateos por combinar la arrogancia y la rudeza con la estrechez de miras. (Como Mooney y Kirshenbaum, Forrest no es amiga del creacionismo, era una testigo fundamental en el juicio del 2005 en Dover, Pennsylvania, en el que los padres bloquearon la introducción de la teoría del “diseño inteligente” en los programas escolares – véase la “guerra del Gorila” (Gorilla warfare) más abajo.)

Forrest afirma que nuevos ateos deberían respetar la naturaleza personal de la fe, y fomentar un sentido de humildad al reconocer que la evidencia científica no descarta la existencia de lo divino. Ellos deben aceptar que hay una amplia gama de puntos de vista, dice, y dejar de insistir en que cada uno siga la “única vía verdadera” del ateísmo. Si no lo hacen sólo logran que las personas arranquen en manada.

Sin embargo, parece poco probable que los nuevos ateos hayan sido tan perjudiciales. Ellos han sido un grupo identificable y una fuerza social por cinco años – comenzando con el libro de Harris Fin de la Fe (End of Faith) en 2004, que fue seguido por “La Delusión de Dios” (The God Delusion) en 2006. Más significativamente, las encuestas indican que la proporción del público de los EE.UU. que se suscribe a una cuenta creacionista de los orígenes humanos se ha mantenido relativamente constante durante los últimos 25 años, situándose en torno al 45 por ciento. La época anterior, que abogaba por un mayor respeto por la religión, no parece que ha ganado los corazones y mentes. Entonces, ¿quién dice que tomar el camino opuesto empuja a nadie fuera?

El segundo hilo del argumento acomodacionista es que la ciencia, de hecho, no tiene que ser hostil a la fe religiosa. Eminentes científicos de Galileo a Newton han encontrado pocos problemas para conciliar su fe personal con una visión científica del mundo. Quizá el ejemplo contemporáneo más destacado es el genetista Francis Collins, que dirigía el brazo estadounidense del Proyecto Genoma Humano, y recientemente fue nombrado director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el mayor financiador de la investigación biomédica en los EE.UU.. Collins es también un cristiano evangélico que habla públicamente de su fe y su relación con la ciencia. Ejemplos de este tipo que muestran una sola mente humana puede tener dos puntos de vista divergentes mundo simultáneamente, o al menos, aceptar la legitimidad de dos maneras muy diferentes de obtener conocimiento sobre el mundo.

Un Dios intervencionista

Pero hay otra cara de la historia. Steven Pinker, psicólogo de Harvard y ateo, ha expresado graves dudas sobre el nombramiento de Collins – no sólo por sus creencias religiosas, sino por su “defensa pública” que “materialismo ateo” debe ser resistido. Collins cree en un Dios intervencionista que, según sus propias palabras, “la humanidad dotada de la ciencia del bien y del mal (la ley moral), con libre albedrío, y con un alma inmortal”.

Aunque, en principio, las creencias religiosas no tienen por qué afectar su día a día a la ciencia, en la práctica, podrían hacerlo. Tome la investigación sobre los fundamentos de la sociabilidad humana y la ética, en la actualidad una de las áreas más populares de la ciencia del comportamiento. Los investigadores están investigando estas cuestiones con la teoría evolutiva, los estudios comparativos y la neurobiología de los primates, entre otros enfoques, pero nadie invoca explicaciones no-naturales o no-materiales. ¿Son estas instancias de materialismo ateo para ser resistidas?

¿Cómo los puntos de vista de Collins afectan a la prioridad que podría dar a la financiación de dicha investigación, si su creencia fundamental es que la ética y la ley moral son dadas por Dios? Es perfectamente posible que no aceptaría la explicación materialista de la moral, y sólo tiene que añadir que todo fue creado por Dios de tal manera que los procesos naturalistas fueron destinados para producir especies con un gran-cerebro moral. El tiempo dirá si, y cómo, los cambios de financiamiento de los NIH, bajo su liderazgo. Sería injusto prejuzgar el caso.

Mientras tanto, hay pocas razones para suponer que el mundo alcanzará un consenso significativo sobre la cuestión de la mejor manera de involucrar al público con la ciencia en general y teoría de la evolución en particular. Tal vez, de una manera darwiniana cierto, los argumentos y las ideas que mejor se adapten al mundo moderno, prevalecerán. En una época de resurgimiento de la religión, no está nada claro cual enfoque será.

“Unscientific America” by Chris Mooney and Sheril Kirshenbaum is published by Basic Books (£15.99)

Dan Jones’s writing on science has appeared in Nature and New Scientist magazines

TRADUCIDO DE NEWSTATESMENT

http://www.newstatesman.com/religion/2009/11/science-evolution-faith-world.

 

 

Anuncios

6 Respuestas a “Teoría de la Evolución y Religión

  1. Excelente su artículo don Guillermo.

    Pienso que los problemas que se han originado en estos asuntos que son un derivado de las relaciones entre ciencia y fe, se deben al ideologicismo presente en una y otra posición que pretende, por el lado científico, imponer una imagen cientificista, racionalista, atea del universo, y, por el lado religioso, una creacionista, fideísta, y fundamentalista.

    El otro día conversaba con un ateo que me hizo una pregunta sobre el matrimonio. Terminamos conversando del ateísmo y de las razones de la existencia de Dios. Lo más curioso es que al cabo de unos momentos me di cuenta que era de esos “ateos militantes”, y si bien muchas de sus razones se debian al desconocimiento y la ignorancia del estudio de la religión (o malas experiencia personales sobre Dios), varias de sus razones pendían de un ideologicismo que mantenía nuestra conversación en nada, pues él obstinadamente se mantenia firme en sostener que el universo (y la materia), son eternas. Nadie sensatamente científico y en busqueda honesta de una inteligibilidad del cosmos, hoy se aventuraría a decir algo así.

    Y así…ejemplos como el anterior me llevan a concluir que de ambos lados, hay cierta reticencia a abrirse a la verdad, tanto científica como religiosa, lo que detiene el diálogo y la fluidez necesaria entre estos dos ámbitos.

    Yo no quiero acusar al protestantismo de acientífico, pero una parte muy mayoritaria no se ha abierto a la ciencia justamente porque el princpio del libre examen y el de “sola scriptura”, es decir, solo la Escritura es necesaria para conocer la verdad del hombre, detienen el avance del diálogo y el mutuo conocimiento entre ciencia y fe.

    No sucede lo mismo en la Iglesia Católica donde el principio de la sola scriptura de Lutero no existe.

    El amigo ateo que conversó conmigo no distinguía entre las distintas religiones, sosteniendo obstusamente que todas eran iguales.

    En le medida en que de ambos lados nos acercamos a hacer de los hechos, de la observación una “ideología”, nos alejamos de la verdad científica como religiosa.

    Un abrazo don Guillermo, muy bueno su árticulo

  2. Don Luis

    Gracias por participar.

    Las militancias y los fundamentalismos siempre limitan la capacidad de comprensión eso es muy cierto.

    También es muy cierto que muchos ateos, sobre todos aquellos que escriben desde el extranjero en los debates del diario EMOL, no saben distinguir entre la Iglesia católica, la lectura que ella hace de la Biblia de la lectura que hace infinidad de protestantes estadounidenses.

    Se vio muy nítidamente en los seminarios de la Fundación ciencia y Evolucion (Chile) (FC y E)una gran cantidad de católicos que recibieron las teorías allí expresadas con gran apertura y alegría, incluso en uno de esas exposiciones me toco de compañera una Sra muy de Schoenstat. Existe en muchos católicos, la mayoría yo diría, una gran apertura e inclinación hacia la ciencia y no podría ser de otra forma.

    Lo anterior tal vez desconcierta a los ateos militantes, muchos de ellos más que razonar buscan provocar, otros habiendo “sufrido” la acción de fundamentalistas religiosos no católicos han terminado creando anti cuerpos radicales que los llevan a actitudes ofensivas e intolerantes.

    De cualquier yo me quedo con dos cuestiones que escuché de científicos en esos seminarios.

    • La ciencia y la religión explican lo mismo de forma diferente. Y, esto lo digo yo, en dos mil años más si estamos vivos como especie, las explicaciones científicas de hoy de seguro parecerán absurdas.

    • Hay dos tipos de seres humanos, por una parte aquellos que necesitan experimentos demostrativos para creer (tendencia científica) y por otra parte aquellos que no necesitan demostración alguna bastándoles la fe para vivir sus vidas. La existencia simultánea de ambos tipos parecería ser una condición evolutiva favorable, i.e. la interacción continua de ambos tipos es virtuosa. Lo mismo vale para la gente conservadora y la gente liberal, ambas son necesarias desde el punto de vista evolutivo.

    ¿Por qué es así?, no se sabe.

    Hoy estaba repasando un libro de Louis Guiton. “Dios y la ciencia”, se lo recomiendo, es de principio de los noventa sin embargo presenta posiciones aún muy interesantes, como que por ejemplo finalmente la materia no es materia, resulta de campos en interacciones, de vibraciones… la materia bien podría ser espíritu entonces… se afirman para ello en algunos fenómenos de esa física mágica que es la quántica… Me llamó mucho la atención ya que cuando leí ese libro por primera vez yo no tenía ninguna noción del famoso Boson de Higgs, esa partícula que habría dotado de materia a las partículas, pero si UD lee con atención en realidad el boson de Higgs es un CAMPO DE HIGGS que atravesaría TODO EL UNIVERSO….

    Como ve UD la búsqueda no está ni con mucho terminada y pienso que mientras la religión, una como la Católica que es la que yo más conozco, predique el amor vamos muy bien, ya que el amor el que en términos neodarwinistas no es otra cosa que el famoso “altruismo recíproco” que hace menos de 200 años se descubre por la ciencia y que hace 2000 la IC predica.

    Saludos

  3. Don Guillermo:

    Gracias por su respuesta.

    Concuerdo en sus planteamientos iniciales.

    El fundamentalista ateo (en más de alguna ocasión tuve que discutir con esos que Ud. señala) es una persona que no distingue entre religiones. Lo que dicen tener de científicos se evapora cuando se les somete a prueba en el campo de lo religioso. Sabemos que las ciencias religiosas son un campo del conocimiento muy serio, que abarca desde la filosofía, la teología, y las muchas ciencias auxiliares que intentan informarla.

    Estos fundamentalistas carecen de conocimientos religiosos en primer lugar porque aún persiste en ellos un ánimo positivista, que pensaba que la religión era un estado mítico. Hoy, al menos en física, yo he visto que esa mentalidad está superada, no así en otras áreas del conocimiento. Su odio, sus provocaciones como dice Ud. agresivas, los hacen ser unos viejos cracks en este tipo de discusiones.

    La Iglesia Católica ha visto en la ciencia un bien justamente porque su esencia es científica. No así el protestante que es fideísta, la razón no sirve o es algo muy accesorio….

    En cuanto a lo que me señana sobre el altruísmo recíproco, es posible que tengamos diferencias.

    Es cierto que un altruísmo sano, un humanismo sincero, puede acercarse mucho al espíritu cristiano de amarse los unos a los otros.

    El problema que se suscita es que la Iglesia Católica es mucho más que una hermandad, una cofradía de seres solidarios, o una filantropía que descansa en una idea, gran idea sobre el amor….

    Nuestro actuar descansa en una persona, Jesucristo, que se da al mundo como realidad espiritual, y está presente en forma real en los sacramentos, especialmente en la Eucaristía…..Hay que vivir esa experiencia sacramental para darse cuenta del “salto” que existe entre un conjunto de normas y la fe en Dios….

    Ese es el salto de la fe no para creer en nada, como el ateo militante, sino en Jesús como nuestro Dios…..

    Una vez escuché una frase de una santa que murió en los campos de concentración nazi, Edith Stein, filósofa, que decía…”la ciencia también necesita ser remidia”….Me dejó bien perplejo, pues hasta ese entonces yo todavía no tenía muy claro por qué la Iglesia debía involucrase en materias que directamente no le incumbían…..Y sí, le incumben, pues la ciencia es parte importante de la verdad que Cristo vino a anunciar…Cada día me alegro más ver cómo Cristo está presente en todo, en la ciencia, en los hospitales, en la escuela, en la calle, en los seminarios, en la política (faltan)……

    Leeremos a Jean Guitton, que solo sé que es un católico muy importante….

    Un abrazo don Guillermo,

  4. Don Guillermo:

    Comparto con usted unos videos de una entrevista que Richard Dawkins hizo al Padre George Coyne, S.J, jesuita, astrónomo, director del Observatorio Vaticano por años.

    Ojalá lo vea pues Dawkins no está enfrentado a un pastor protestante, fundamentalista, sino ante un científico de primera línea.

    Un abrazo….

    Parte 1:

    Parte 2:

    Parte 3:

    Parte 4:

    Parte 5:

    Parte 6:

    Parte 7:

  5. Gracias Don Luis

    Veré lo que puedo hacer, me es difícil escuchar en inglés, como UD lo sabe, lo mío es el francés y obviamente el español.

    Si sabe del texto de la entrevista en español o francés, lo prefiriría.

    Un brazo

  6. Don Guillermo:

    Le pregunté al amigo que me envió esos videos si existía alguna traducción escrita, y me dice que lamentablemente no.

    Pero veremos la forma de conseguirla, por último, le pedimos a alguien que lo haga por nosotros….

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s