LA EVOLUCION Y EL MANDAMIENTO

 Estaban los “demócratas” Atenienses, los  guerreros Espartanos y múltiples  otras tentativas de organización de las sociedades  en todo el planeta, hoy mismo las hay, tenemos desde el marxismo leninismo Coreano, el Castrista, el socialismo capitalista Chino, los regímenes islámicos fundamentalistas, dictaduras de toda índole y propósito hasta las democracias occidentales también variopintas, la historia de la humanidad ha sido intensa en tentativas. Se diría que son arrojadas a la vida todas las alternativas posibles de vida y organización.

 El devenir ha provocado una selección a medida que se luchaba, hoy en día las democracias son minoría en el planeta, pero son objetivamente las naciones con mayor potencia económica (tocando madera china), tecnológica y militar, son sociedades donde más y mejor se vive…al menos desde nuestro punto de vista. Al año 2010 EEUU ha gastado 700 mil millones de dólares para finalmente cuasi perder la guerra en Irak, todo hace presumir que la Otan también terminará perdiendo en Agfanistan. Luego nada está ganado y no sabemos… una vez más… de que estará hecho el futuro.

La naturaleza en su proceso de selección actúa de forma aparentemente ciega, un día tal vez  no tan lejano se terminará la civilización fósil, aquella de la  generación y  consumo descriteriado  de energía a partir de la quema brutal de fósiles. Pareciera que es urgente desarrollar energía a partir de la energía recibida del  sol y de la tecnología nuclear en los próximos años, sino se logra todas las palabras serán vanas, ya que naturaleza dictará otra cosa lo que le plazca, es lo que pareciera dictar hoy el orden natural ¿y porque no? un Dios que no ama particularmente una civilización que depreda toda la naturaleza y así misma como especie. Como no lo sabemos, porque en realidad nadie lo sabe, las dos lecturas son igualmente válidas, la una es la aproximación basada en  la ciencia y la otra en la fe, finalmente mirado en conjunto la aproximaciones es simultanea.

 Emergidos de una realidad cuasi mágica como la quántica no sabemos con exactitud como nació el espacio-tiempo universal en que transitamos como el buque autoconsciente de cromosomas que somos, igualmente no sabemos donde y como terminará, hay más cosas que no sabemos, no sabemos si estamos solos en este universo y tampoco si hay otros universos paralelos radicalmente diferentes, no sabemos si el tiempo existe y o si es creación nuestra, todo emerge en condiciones que en gran medida ignoramos entonces hablamos de Dios,  de orden espontáneo o de selección espontánea, siempre tenemos la esperanza y la voluntad buscar todo comprender.

 Inicialmente los mandamientos para bien vivir y salvarnos  cabían en los diez dedos de ambas manos y  ahora nos encontramos con que nos faltan manos para contarlos, pero no, con uno basta: amor

 

 

Una respuesta a “LA EVOLUCION Y EL MANDAMIENTO

  1. Leonardo Godoy

    “” Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

    El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

    El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; más cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. “”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s