Pedir por los caídos en Juan Fernandez

http://www.emol.com/especiales/2011/coberturas-especiales/accidente-juan-fernandez/infografia.asp

http://www.emol.com/videos/actualidad/indexSub.asp?id_emol=8941

http://latercera.com/multimedia/interactivo/2011/09/687-36894-4-accidente-aereo-en-juan-fernandez.shtml

http://www.emol.com/especiales/2011/coberturas-especiales/accidente-juan-fernandez/index.asp

http://www.emol.com/noticias/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=501315

http://latercera.com/noticia/nacional/2011/09/680-390475-9-minuto-a-minuto-accidente-de-avion-fach-en-juan-fernandez.shtml

http://www.emol.com/noticias/nacional/2011/09/03/501425/gobierno-confirmo-lo-peor-no-hay-sobrevientes-en-tragedia-en-juan-fernandez.html.

Anuncios

6 Respuestas a “Pedir por los caídos en Juan Fernandez

  1. Precioso tema, por esas personas, y los familiares. Beatus Joannes Paulus II, ora pro nobis

  2. El concepto cristiano de la muerte es inmensamente más rico y consolador: la muerte para el cristiano es el momento de hallar a Dios, a Dios a quien ha buscado durante toda su vida. La muerte para el cristiano es el encuentro del Hijo con el Padre; es la inteligencia que halla la suprema verdad, es la inteligencia que se apodera del sumo Bien. La muerte no es muerte. Como dice el Prefacio de los Difuntos: “Para tus fieles Señor, la vida no fenece, y deshecha la casa de esta habitación temporal se nos da eterna e incomparable habitación en la Gloria”
    .
    Lo veremos a Él cara a cara, a Él nuestro Dios que hoy está escondido. Veremos a su Madre, nuestra dulce Madre, la Virgen María. Veremos a sus santos, sus amigos que serán también los nuestros; hallaremos nuestros padres y parientes, y aquellos seres cuya partida nos precedió. En la vida terrestre sólo los conocimos por los sentidos, medios precarios e imperfectos, y no pudimos penetrar en lo íntimo de sus corazones, pero en la Gloria nos veremos sin oscuridades ni incomprensiones.
    .
    Muchos se preguntan si en la otra vida conoceremos a los seres queridos. La Iglesia nunca ha dado una definición sobre este punto, pero en su liturgia encontramos la respuesta. En la misa que el sacerdote reza por sus padres difuntos, pide: “Señor, a mi padre y a mi madre haz que en la región de los vivos yo los vea”.
    .
    Por otra parte, conociendo la manera de obrar de Dios ¿no sería una burla extraña en su proceder la de poner en nuestros corazones un amor inmenso, ardiente hacia seres que para nosotros son más que nosotros mismos, si ese amor estuviese llamado a desaparecer con la muerte? Todo lo nuestro nos acompañará en el más allá, ¿acaso esos amores tan profundos están llamados a olvidarse o quedar insatisfechos? No. Dios no rompe los vínculos que ha creado; Dios no se arrepiente de sus dones, antes bien es fidelísimo. Una firme esperanza late en mi corazón fundada, no en los méritos humanos, sino en el amor de Dios: que Él tomará las manos suplicantes que se extienden hacia el desaparecido y las guiará hacia Él de modo que vuelvan a ayudar y acariciar el alma amada.
    .
    Pero por encima de todo, el gran don del cielo es estar presentes ante Dios. ¡Qué más puedo necesitar! En Él tengo para siempre un abrigo, una presencia, una proximidad, una patria, un hogar, un compañero vivo, con el que he caminado en la tierra, aunque sin conocerlo, un apoyo por toda la eternidad. No me dejará caer en la nada, alimentará eternamente mi ser. Cuando todas las estrellas se hayan puesto para siempre, una estrella única, Dios, seguirá fija en el cielo del alma. Donde quiera me vuelva siempre estaré ante Él.
    .
    ¿Cuál será la sorpresa y la alegría del cristiano al terminar su vida terrena y ver que su prueba ha terminado? Los dolores pasaron, y ha llegado aquello por lo cual luchó y se sacrificó. ¡Que precio tan barato por una Gloria eterna! Algunos años difíciles ¡Pero qué cortos fueron! ¡Qué cosa tan despreciable es la vida humana mirada en sí misma! ¡Qué grande si se considera en sus efectos eternos! ¡Es como una semillita pequeña y barata que germina y madura para la eternidad!
    .
    Mirada como un fin en sí, esta vida es pequeñísima, es poco más que un accidente de nuestro ser. No es más que un corto estadio de prueba, cuya única razón es responder si amamos a Dios o no. Estamos en este mundo como los jugadores en el estadio para jugar. ¡La vida es una especie de sueño! Un sueño serio porque todo lo que hacemos determina nuestro eterno destino.
    .
    El alma cristiana que quiere vivir su fe debe considerarse en comunión con los ángeles y santos; y su vida escondida con Cristo en Dios (cf. Col 3,3). Tiene su sitio junto a Él, y no aquí abajo, en esta feria que no es nuestro destino. Esta vida es preciosa en cuanto nos revela, en sus sombras y figuras, la existencia y los atributos del Dios Todopoderoso; es preciosa porque nos permite tratar con almas inmortales que están como nosotros en la prueba, es preciosa porque nos permite ayudarlas a conocer a Cristo y nos permite remover los obstáculos que el mundo ofrece a la gracia, nos permite hacer de esta tierra algo menos indigno de Dios. Algo que revela aunque en forma imperfecta la belleza anticipada de la Gloria.
    .
    Esta vida vale, en la medida en que es la escena y el medio de nuestra prueba, pero más allá no puede aspirar a imponerse a nosotros. Es una especie de sombra sin sustancia. “Vanidad de vanidades, todo es vanidad” (Qo 1,2). Ricos o pobres, jóvenes o viejos, apreciados o despreciados: esto no debe afectarnos más, elevarnos o deprimirnos, que si fuéramos actores de una comedia en que tenemos papel diferente.
    .
    ¿Dolores? En esta vida tendremos dolores, pero los dolores no son puro castigo, como tampoco morir es puro castigo. Es bello poder sufrir por Cristo. Él primero sufrió por nosotros. Bajó del Cielo a la tierra a buscar lo único que en el Cielo no encontraba: el dolor y lo tomó sin medida por amor al hombre. Lo tomó en su alma, lo tomó en su imaginación, en su corazón, en su cuerpo y en su espíritu, porque “me amó a mí, también a mí, y se entregó a la muerte por mí” (cf. Gál 2,20). Después de Él, María, su Madre y mi Madre, es Reina del Cielo porque amó y sufrió. El gran privilegio del hombre es poder sufrir: padecer hambre, tedio, soledad y cansancio; poder sufrir por quien nos dio la vida. En esto superamos a los ángeles. Ellos no pueden sufrir, ni morir. Nosotros sí, tenemos el privilegio que tienen las flores, exhalar la fragancia y cuando ya no queda más que entregar dejar caer, uno a uno, los pétalos en supremo homenaje a Aquel que nos lo dio todo.
    .
    La vida ha sido dada al hombre para cooperar con Dios, para realizar su plan, la muerte es el complemento de esa colaboración pues es la entrega de todos nuestros poderes en manos del Creador. Que cada día sea como la preparación de mi muerte entregándome minuto a minuto a la obra de cooperación que Dios me pide, cumpliendo mi misión, la que Dios espera de mí, la que no puedo hacer sino yo.
    .
    Tomado de: San Alberto Hurtado S.I, Un disparo a la eternidad: la muerte, p. 208-215.

  3. Ojalá el despliegue hubiera sido tan poderoso de recursos políticos, técnicos y económicos para esclarecer y condenar a los culpables de la muerte de Claudia López, Alex Lemún, Matías Catrileo o Manuel Gutiérrez. Alguno de estos nombres debe recordar Ud. verdad?.. Sí, porque no sólo ha muerto Camiroaga en esta pseudodemocracia. Hay otros que incluso han sido asesinados por la sangrienta represión policial. Ni investigar querían los que se creen soberanos del país! Los muy patudos, se creen que aún están sobre la ley!, sólo por relucir penosas cifras de confianza ciudadana, que de todas maneras añoran las demás instituciones de nuestra fracasada democracia. ¿Por qué no se mostró nunca en esta facha televisión abierta un reportaje a los padres de alex Lemún?, joven asesinado por intentar tomarse un terreno, sólo unas cuántas hectáreas, de uno de los hombres más ricos del mundo, que le sobra el dinero y las tierras y el poder y las redes políticas… bueno, allí exactamente está la respuesta. La televisión no hace nada, el gobierno no hace nada, las empresas no hacen nada, nadie hace nada por alguien que… no significa nada, un simple joven mapuche reclamando cosas que a nadie le importa. A mí me importa, pero yo soy nadie tampoco. Claro, Alex no era ni un emprendedor, ni un concertacionista influyente. ¿Por qué siquiera investigar? ¿Se merece Matía Catrileo el esclarecimiento de su muerte? ¿Se merece la chepa una revisión de la Ley Antiterrorista que la encarceló con testigos pagados a rostro cubierto? ¿Vale la pena un despliegue descomunal para averiguar porqué se hallanó, encarceló y borró el registro audivisual a Elena Varela? ¿Se trajeros robots ultramodernos para buscar a los ahogados que murieron por negligencia de las autoridades en el maremoto del 2010? No le creo nada a este gobierno, ni a esta televisión que denuevo abre el telón y monta un acto digno del mejor show circense, para desviar las miradas de los que miran atónitos, embobados, lloriqueando la muerte de un famoso (que no me parecería nada raro que se haya hecho estallar premeditadamente). Qué lindo ver a mi puta patria unida frente a la ceremonia del Halcón, absorvidos por el cínico aparato y el magnífico despliegue. Ignorando que existen otros restos.. restos de democracia que nos han mutilado los poderosos de siempre.

    Te extraño Desk.

  4. Leonardo Godoy E.

    “” ¿Se trajeros robots ultramodernos para buscar a los ahogados que murieron por negligencia de las autoridades en el maremoto del 2010?””

    No, no se le ocurrió a la Presidenta de esos infaustos momentos.
    ********
    “” lloriqueando la muerte de un famoso (que no me parecería nada raro que se haya hecho estallar premeditadamente).””

    ¡Plop!
    *********
    Toda persona merece justicia…los mapuches en pie de guerra, los jóvenes en paro, hasta el lumpen destruyéndolo todo…nada que ver con un accidente en que murieron personas valiosas, no por su despliegue comunicacional sino por sus acciones.

    Saludos.

  5. Muy requetecontra estimado LOK, también te extraño y mucho, imagino a veces tu corazón rebelde, prisionero, maniatado por tus circunstancias, queriendo estallar libre de toda atadura.

    Quisieras, como me dijo un joven universitario en la casa central de la U de Chile, empujar la historia, lo sé tu corazón en llamas quiere volar siempre querrá hacerlo.

    ¿Como es que tienes esa percepción de la realidad, como es que yo tengo otra diferente y como es que mi amigo Leo grande, bondadoso y desinteresado amigo tiene otra?

    Nuestra mente es intuición, percepción y racionalidad. Muchas veces nos equivocamos por las limitaciones de nuestra particular mente, no nos queda sino vivir en algún tipo de democracia.

    Al respecto querido LOK encuéntrome leyendo, cuando no leyendo cosas que me sobrepasan, la transcripción de una conferencia sobre “el pensamiento intuitivo sus fallas y maravillas” en la página de la famosa fundación EDGE:

    http://edge.org/conversation/the-marvels-and-flaws-of-intuitive-thinking

    Está en inglés pero traducido en automático con google CROME la lectura avanza más o menos a saltos pero avanza.

    Debo confesar que cuando supe del accidente también tuve una primera reacción adversa como la tuya, pensando en la muerte de mucha gente anónima valiosa y otras inocentes cada día que no reciben ningún reconocimiento público y masivo, una especie de indignación, después me detuve en lo que sé, vía prensa, de las vidas sesgadas por el azar y me dejé llevar por el hecho de que esas vidas si merecían un reconocimiento puesto que ese reconocimiento era popular masivo, espontáneo y sorprendente, concluyendo que el fenómeno que se vivía no era otra cosa que la enorme ilimitada necesidad de amor sincero, entrega total sin interés, escucha, consideración, participación que experimentan los de a pie.

    Entonces pedí por ellos, por encontrarlos vivos, haciendo interceder por J Pablo II un papa que siempre me provocó una enorme conmoción escucharlo eso y lo reconozco a pesar de que no soy un creyente a pie firme.

    Después cayó bajo mis ojos la transcripción de EDGE y en eso estoy tratando de masticarla a ver si encuentro respuestas adicionales para comprensión de la compleja realidad, cada desquiciado con su tema dirías, es cierto.

    Mi mente es una bolsa de gatos

    Un abrazo y ojala vuelva a saber de ti

    Hasta la próxima intercepción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s