CHILE. ¿MALESTAR DE VIVIR?

El malestar de vivir es una consecuencia de la consciencia de la finitud y las incertidumbres del privilegio de vivir.

El malestar de vivir es propio de todas las civilizaciones y más aún en las sociedades libres modernas donde la información y a la des información acosan al individuo, un individuo  que además de carecer de la capacidad de procesamiento adaptada se encuentra vulnerable ante una naturaleza que le niega buena parte de la información necesaria para encontrar certezas.

El paraíso en la otra esquina escribía M Vargas Llosa, tal es la condena de vivir para los individuos y las sociedades.

Ahora nos encontramos que en Chile el notable aumento del PIB en unos decenios, el pleno empleo y la disminución de la pobreza, son solo promedios estadísticos, que la libertad, la democracia y el mercado sin seguridad, educación y salud decentes para todos, que en suma el progreso económico y democrático medidos estadísticamente  son abstracciones insuficientes, entonces oteamos a la otra esquina y encontramos solo incertidumbres, así es, así será la búsqueda y el intento de conquista del paraíso.

Aterrizando forzosamente al parecer nadie nota el hecho evidente de que la totalidad de las redes sociales controladas por la oposición, el gobierno no tiene redes en la base social, actúan como férreos, odiosos, mafiosos  opositores al gobierno desde sus inicios. Es algo que el bloque opositor lo blandió como amenaza desde 1990: “Uds  la derecha no podrán gobernar el país”.

Así las cosas las mismas redes sociales y periodísticas que se auto reprimieron durante 20 años, ahora actúan exacerbando las demandas y problemas no solucionados durante 20 años por sus propios compañeros de ruta, lo hacen con la misma caradura de siempre, la misma  que hasta 1973 con una mirada y fe ciegas  en una ideología nos llevó a destruir aquella democracia que ellos llamaron burguesa.

Pero ya no tienen una ideología de certezas, solo tienen la  bronca.

Hay en consecuencia poco de  automatismo u orden espontáneo en lo que pasa en Chile, hay sobre todo un voluntarismo desbrujulado y revanchista, profundamente antidemocrático apoyado en  redes sociales fácticas, encapuchados y violentistas de toda especie favorecidos por  un periodismo siempre bien dispuesto a sembrar vientos.

¿Volverán los actuales opositores al gobierno de Piñera esta vez si a deshacer, refundar un hombre nuevo no competitivo en una sociedad callejera o solo  navegaran como piratas, como ya lo hicieron durante 20 años?

¿Se tragaran la rueda de carreta otra vez los de a pie?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s