La Tenca y el Nogal

En aquellos años solía ser niño, a todos nos sucede, como a todos nos sucede tenía obligaciones de estudio, a veces una prueba de historia sobre todo prueba de historia, entonces en esas tardes de primavera, en la niñez todas las estaciones son primavera, después de almuerzo iba al fondo del patio, bajo ese enorme nogal  y comenzaba a leer y releer hasta memorizar,  caminando bajo el nogal los capítulos involucrados en la gran prueba del día a venir. Me contaron hace poco, una prima ya madura, que cuando yo estudiaba bajo el nogal una tenca  cantaba en lo alto del nogal , mientras yo cantaba mi lección, que un día escribí un poema a  esa tenca, poema que  yo olvidé y extravié como tantas cosas de mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s