FE-INSTINTO-RAZON

Von Hayek en sus análisis de los órdenes extensos (órdenes espontáneos u órdenes complejos) afirmaba que el orden moral es evolutivo, que la especie se mueve permanente entre el instinto y la razón.

Lo anterior porque estaba demostrado que la razón y el conocimiento humano tienen límites algunos de ellos conocidos científicamente (teorema de incompletitud de Godel, el principio de incertidumbre de Heissenberg, la evolución delos sistemas caóticos ).

Para Von Hayek la razón humana no puede manejar el orden social complejo o espontaneo o extenso por que no dispone de toda la información y aunque dispusiera de ella no podría manejarla en la toma de sus individuales decisiones. Pero eso lo sabemos y es un logro de la razón. En consecuencia el individuo tiene que entregarse a los designios del orden extenso navegando en algún punto entre el instinto y la razón. Así las reglas de convivencia social son internalizadas (dolorosamente) inconscientemente a medida de la evolución y selección natural

En cambio para aquellos que son racionalistas se niega la validez de toda convicción que no tenga por base la experiencia y la razón. A pesar de que este criterio no es aplicable en el marco del conjunto del orden extenso, sí lo es en los márgenes limitados del entorno inmediato al individuo.

Para aquellos que tienen el don de la Fe la verdad es revelada quedando la razón y el instinto en un segundo plano, los creyentes se entregan a la voluntad de Dios.

Es interesante destacar que la religión Católica acata una cierta tolerancia al mal, al sufrimiento, al dolor o como lo decía una cita al padre Larrañaga todo aquello que no elegimos y que nos es dado durante nuestra vida.

A pesar de que los creyentes dicen tener certezas también acatan una dosis de incertidumbre dolorosa, la verdad revelada no es por lo tanto una fuente de seguridad o blindaje ante los imprevistos, si bien hay un plan de Dios este plan no es conocido por avance y no está exento de dolores, estrecheces y sufrimientos que son virtuosos porque son fuente de enseñanza y por ende de salvación. De allí que incluso aún el amor parece estar iluminado por esa amenaza y no pueden separarlo, gozarlo a plenitud ya que esta sometido a un designio doloroso que se escapa a la humana razón y previsión. No solo hay entrega hay también razón ya que hay reglas de comportamiento virtuoso conocidas también reveladas.

En todos los casos el instinto de la especie sirve como base del comportamiento individual, ya que sin esas reglas básicas la especie no podría sobrevivir.


Llegados este punto podemos afirmar que el ser humano se mueve al interior de triangulo en cuyos vértices se encuentran la FE, la RAZON y el INSTINTO

La FE, la RAZON y el INSTINTO no pueden faltar.

                                                               FE

                                 INSTINTO                                            RAZON

VER ADEMAS:

IDEAS/LIBERALISMO

CIENCIA Y LIBERALISMO

INTERACCIONES

ORDEN ESPONTANEO / UN ENFOQUE

LIBERTAD

PALLAZO Y YO EN EMOL

I. C. – EL MILAGRO

CAMBIOS, FLEXIBILIDAD, CHILE

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s