COMPLEJIDADES

poeta_maldito

Artefacto de Nicanor PARRA

Heme aquí frente a esta página en blanco, claro yo no soy Don Nicanor, ni tan poeta ni tan maldito, aunque a veces debo confesarlo algo maldito, apenas un Pedro Pablo, de pie aún frente a una complejidad, una complejidad de la propia mente o alma, una complejidad de los próximos, una complejidad de los lejanos, una complejidad local nacional, global… universal, lo que por cierto no es nada nuevo, el devenir es insondable siempre lo ha sido seamos o no consciente de ello, solo que a veces duele y o inquieta más, se nos aparece permanentemente  como una sopa siempre primigenia.

Los físicos de partículas, aquellos intentan decriptar la mecánica cuántica, aquellos que intentan comprender el universo tienden a pensar que la naturaleza del universo está dominado por un azar duro, en que no hay designios preestablecidos por alguna ley matemática determinista o alguna voluntad, hay según ellos una cantidad de leyes físico matemáticas que nos dan, nos obligan, un marco, una cancha, un tablero igual para todo, pero dentro de ese marco nada está determinado, no hay resultado conocido por avance. Existimos pues por azar, seríamos pues parte de un universo de los 10 potencia 500 (un 1 seguido de 500 ceros) posibles.

En nuestro mundo, llamémosle mundo macro, hay sin embargo leyes que nos permiten ciertas certidumbres, ciertas predicciones, hay leyes que nos hacen posible vivir un cierto lapso hasta que el mismo tiempo o alguna guadaña azarosa nos arranque de este mundo, leyes que conocemos gracias a algunos miles de años de evolución de nuestro cerebro, maravilloso cerebro que nos ha hecho conscientes. Misterioso es que viviendo en un mundo macro de leyes de limitado determinismo, seamos sin embargo en esencia azar, en el mundo archi minúsculo de las partículas sub atómicas que nos forman somos incertidumbre, hay una misteriosa hasta hoy interface entre el mágico mundo cuántico y nuestro mundo macro, somos pues magia, somos estadística, también somos racionalidad matemática, somos también física determinista. Si miramos al cielo estrellado se nos permite ver el pasado terrorífico caótico descomunal amenazante de nuestro universo y elucubrar poesías y esperanzas, también certezas.

En el ínfimo lapso de nuestras vidas añadimos algunas gotas de conocimiento a nuestra memoria de especie que se deposita en cada individuo de acuerdo a la experiencia y observación de cada uno, experiencia que a menudo es dolorosa, somos sin embargo capaces de ser felices, amar con todas nuestras fuerzas, elaborar proyectos, tener éxitos y disfrutarlos mirando a las estrellas y agradecer, a veces al azar, a veces a un Dios que rogamos exista.

No estamos solos estamos juntos, más aún, tal vez seamos uno solo, pero esa es otra historia

Una respuesta a “COMPLEJIDADES

  1. Leonardo Godoy E.

    “” En el ínfimo lapso de nuestras vidas añadimos algunas gotas de conocimiento a nuestra memoria de especie que se deposita en cada individuo de acuerdo a la experiencia y observación de cada uno, experiencia que a menudo es dolorosa, somos sin embargo capaces de ser felices, amar con todas nuestras fuerzas, elaborar proyectos, tener éxitos y disfrutarlos mirando a las estrellas y agradecer, a veces al azar, a veces a un Dios que rogamos exista. “”

    Estimado amigo Guillermo: tú me conoces, yo no adulo. Rematas en forma más que brillante tu escrito; es cierto. Con respecto a esas experiencia dolorosa que permanece en nosotros esa increíble capacidad de no olvidar

    ¿Capacidad o incapacidad ? …secreto y recuerdo que trascenderá después de nuestra muerte, cuando debamos presentarnos ante ese “Dios que rogamos exista”.

    Gracias amigo por abrir tus pensamientos, sentimientos y tantas experiencias vividas y por vivir.