Archivo de la categoría: Fisica

Necesitamos hablar sobre el HIGGS

Han pasado varios años, casi 10, desde que se inauguró el LHC, es el momento de ver que ha resultado del mayor experimento físico de la humanidad.

Hemos escogido el siguiente artículo Traducido por Google y corregido

 Por Tim Gershon , miembro de la colaboración de LHCb

François Englert (izquierda) y Peter Higgs en el CERN el 4 de julio de 2012, con motivo del anuncio del descubrimiento de un bosón de Higgs (Imagen: Maximilien Brice / CERN)

 

Hace seis años que se anunció el descubrimiento del bosón de Higgs, con gran fanfarria en los medios de comunicación mundiales, como un gran éxito del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN. La emoción de aquellos días ahora parece ser un recuerdo lejano, reemplazado por una creciente sensación de desilusión por la falta de cualquier descubrimiento importante a partir de entonces.

Si bien hay razones válidas para sentirse menos que encantados por los resultados nulos de las búsquedas de física más allá del Modelo Estándar (SM), esto no justifica un estado de ánimo de abatimiento. Una preocupación particular es que, en el mundo hiperconectado de hoy, las discusiones académicas aparentemente inofensivas corren el riesgo de evolucionar hacia una perspectiva negativa para el campo en una sociedad más amplia. Por ejemplo, un reciente artículo de noticias en  Naturecondujo al “fracaso de la LHC para detectar nuevas partículas más allá del Higgs”, mientras que  The Economistinformó que “la física fundamental es física frustrante”. Igualmente preocupante es que la situación en la física de partículas es a veces negativamente contrastada con la de las ondas gravitacionales: mientras que la última es, con razón, anunciada como el comienzo de una nueva era de exploración, el descubrimiento del Higgs a menudo se describe como el final de un largo esfuerzo para completar el SM.

Miremos las cosas de manera más positiva. El bosón de Higgs es un tipo totalmente nuevo de partícula fundamental que permite pruebas sin precedentes de ruptura de simetría electrodébil. De este modo, nos proporciona un microscopio novedoso con el que sondear el universo a escalas más pequeñas, en analogía con las perspectivas de los nuevos telescopios de ondas gravitacionales que estudiarán las escalas más grandes. Existe una clara necesidad de medir sus acoplamientos a otras partículas, especialmente su acoplamiento consigo mismo, y de explorar posibles conexiones entre el Higgs y los sectores ocultos u oscuros. Estos argumentos por sí solos proporcionan una amplia motivación para la próxima generación de colisionadores que incluye y más allá de la actualización de LHC de alta luminosidad.

Hasta ahora, el bosón de Higgs se parece al SM, pero se necesita cierta perspectiva. Pasaron más de 40 años desde el descubrimiento del neutrino hasta la constatación de que no tiene masa y, por lo tanto, no tiene forma de SM; abordar este misterio es ahora un componente clave del programa global de física de partículas. Dirigiéndome a mi propia área de investigación principal, el quark de belleza, que cumplió 40 años el año pasado, es otro ejemplo de una partícula establecida desde hace mucho tiempo que ahora ofrece pistas emocionantes de nuevos fenómenos (ver  prueba de belleza de los quarks universalidad de lepton) Un escenario emocionante, si se confirman estas desviaciones del SM, es que el nuevo paisaje de la física se puede explorar a través de los microscopios b y Higgs. Vamos a llamarlo “física de partículas de múltiples mensajeros”.

Cómo los resultados de nuestra investigación se comunican al público nunca ha sido más importante. Debemos ser honestos acerca de la falta de nueva física que todos esperábamos encontrar en los primeros datos de LHC, pero caracterizar esto como un “fracaso” es absurdo. En todo caso, el LHC ha tenido más éxito de lo esperado, dejando sus experimentos luchando para mantenerse al día con las asombrosas tasas de datos entregados. La física de partículas es, después de todo, explorar lo desconocido; el análisis de los datos de LHC ha generado miles de publicaciones y una gran cantidad de nuevos conocimientos, y hay muchas posibilidades de que haya grandes descubrimientos que esperan ser hechos con más datos y análisis más innovadores. Tampoco debemos pasar por alto los beneficios para la sociedad que ha traído el LHC,

El nivel de expectativa que se ha acumulado en el LHC parece sin precedentes en la historia de la física. ¿Se ha considerado que alguna otra instalación produjo resultados decepcionantes porque solo se hizo un descubrimiento ganador del Premio Nobel en sus primeros años de funcionamiento? Tal vez esto refleje que el LHC es simplemente la máquina correcta en el momento correcto, pero ese momento no ha terminado: nuestro nuevo microscopio estará listo para las próximas dos décadas y traerá la física en la escala TeV a un enfoque claro. Mientras más hablemos de eso, mejores serán nuestras posibilidades de éxito a largo plazo.

_____________

Este texto  apareció por primera vez en la edición de marzo de 2018 del  CERN Courier .


Relacionado:

https://www.forbes.com/sites/startswithabang/2018/04/11/five-years-after-the-higgs-what-else-has-the-lhc-found/#3b2a6e0c552c.

https://atlas.cern/updates/atlas-feature/higgs-boson

 

 

MI STEPHEN HAWKING

 

hawkingarticle

La vida, ese transcurrir entre dos túmulos como lo dijo Vinicius unidos por múltiples bifurcaciones en el jardín de la vida (Borges), me llevó una mañana parisina a una librería tal vez en el Drugstore de Montparnasse, un año del que no quiero acordarme.

Allí vi un libro marcado por una vistosa cinta roja “Nouveau”, se trataba de la famosa “Une brève histoire du temps, subtitulada “Du Big Bang aux trous noirs” (Una breve Historia del tiempo, desde Big Bang a los Agujeros Negros). ¡Escrita por un científico del que jamás había escuchado hablar… en silla de ruedas!… Stephen Hawking.

En esos tiempos viajaba a menudo entre Burdeos y Paris, yo había pedido viajar en TGV en lugar del fatídico avión. Me bastaron dos viajes Paris-Burdeos para completar su lectura. Ese día al llegar a la Reunión con mis jefes en Paris no pude contenerme y les conté de la tremenda impresión y alegría que me provocó terminar el libro, libro difícil. “Cuando terminaste el libro seguro que “tu lui a filé une baffe a ton copain de voyage” (Le pegaste una bofetada al pasajero más cercano)” me dijo uno de ellos. Conversamos un momento el hecho que Hawking afirmaba que Dios de existir habría creado el universo con algunas leyes, que sin embargo una vez creadas tales leyes Dios no intervino nunca más. “Se trataría entonces de una trayectoria balística (no guiada)” acotó otro. Finalmente Hawking dijo que si la humanidad (él lo creía) encontrara en los próximos años la teoría del todo (la teoría en que un solo modelo explicaría desde las sub partículas atómicas (mecánica cuántica) hasta lo cosmológico (relatividad)). Si eso sucedía la humanidad habría cumplido con el mayor logro: “Saber lo que Dios pensó al crear el universo”… no hubo comentarios, tal vez un silencio lleno de esperanzas…

Trece años después apareció otro libro de S Hawking “El universo en una cascara de nuez”, lo compré en Santiago de Chile antes de viajar a la ciudad de Antofagasta en el Norte de Chile, esta vez en español y con hermosos gráficos. Hawking reconocía que éramos más complejos y menos profundos en nuestras sociedades, no se había encontrado la teoría del todo, Dios se alejaba, en alguna declaración a la prensa confirmó que era ateo. El libro era también monumental de divulgación científica e introducía las nociones de complejidad descubiertas en el siglo XX, el teorema de incertidumbre de Heissenberg, la teoría del caos y el teorema de incompletitud de Goedel. La incertidumbre era entonces ya parte de la ciencia.

Por supuesto que el contenido del libro a medida que lo leía se lo comenté extenuantemente a mi amigo Pepe de Antofagasta… esto porque en algún momento tuve la sensación de que al aceptar las complejas teorías de Hawking estaba haciendo un acto de fé, lo que alegraba considerablemente a mi amigo  … era Schoenstat.

Otros diez años después, ya no recuerdo con precisión, viviendo donde ahora vivo sin viajes, apareció “El gran diseño” de Stephen Hawking y Leonard Mlodinow, otro libro excepcional. Esta vez partía afirmando que la filosofía había fracasado en la búsqueda del ser y que era la física la que la llevaba.

Planteaba una serie de teorías para mí revolucionarias entre otras:

  • En el principio (Bang Bang) no existió el tiempo había en efecto 4 dimensiones todas espaciales
  • Que más allá (antes) del Big Bang no procedía preocuparse ya que no había tiempo…
  • Que la teoría de las cuerdas (Teoría M) era la candidata privilegiada para llegar a explicarse el origen del universo y su evolución.

Finalmente Hawking nos detalla porqué existiendo la ley de gravedad se hace posible la generación espontánea del universo, Dios ya no era necesario para explicar la creación.

Han pasado pues muchos años, hace dos días Stephen Hawking falleció en Londres, fue en realidad una compañía de casi toda mi vida productiva llena de ímpetus, los años como dice el tango han plateado  mis cienes y toda mi cabeza.

Llegado a este punto es honesto concluir que me he quedado sin Dios y sin Hawking

Creo además muy probable que en algún momento del futuro volveré aceptar la idea de un Dios o a creer en Dios, en esas circunstancias Stephen Hawking no será para mí necesario

GRAZNIDO

ZZ

Entropia y universo / SEAN CARROLL

 

Poner subtitulos en español sino habla inglés