Mercado. ¿Cuán LIBRE?

RELACIONADOS
Explicación a la crisis financiera que nos azota.
CRISIS: DESTRUCCION CREATIVA
cRIsIs fiNanCIeRa EE.UU. ¿Cuán libre debe ser un libre mercado?
CRISIS: ¿RETORNO DEL ESTADO? / DESDE FRANCIA
CRISIS:NI GRAN DEPRESION NI FIN DEL CAPITALISMO
CRISIS FINANCIERA GLOBAL DÍA A DÍA / III
CRISIS FINANCIERA: MECANISMO DE CONTAGIO
CRISIS LOS TRADERS

-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-O-

Traducido del: THE NEW YORK TIMES

Juegos de poder

¿Cuán libre debe ser un libre mercado?

¿Es este el final del Hypercapìtalismo?

LA DESIGUALDDAD DE INGRESOS EN EE.UU.
¿Cómo TRABAJN LAS CLASES SOCIALES EN EE.UU.?

Crédito: Henning Wagenbreth, New York times

Por Alex Berenson

Publicado: 4 de octubre, 2008

¿Es este el final de hypercapitalismo?

Durante casi una generación, los Estados Unidos ha impulsado el crecimiento de la desregulación de los mercados, la reducción de los impirdtpd y la promoción del comercio. A través de amplias franjas de la economía – desde las compañías aéreas a los bancos a la energía a las telecomunicaciones – Washington está de lado, en la creencia de que menos regulación produciría produciría amplia prosperidad, incluso a costa de una mayor desigualdad de ingresos.

Ahora, con Washington, reservando 700 mil millones de dólares para el rescate de las empresas financieras, el debilitamiento diario de la economía y que los demócratas puedan ampliar sus mayorías en el Congreso, puede parecer que los Estados Unidos se está apartando de la fe en los mercados y la desconfianza del gobierno.

En Europa, algunos dirigentes políticos, incluidos los conservadores como el Presidente Nicolas Sarkozy de Francia, han declarado la muerte de laissez-faire económico. “Una cierta idea de la globalización está llegando a su fin con el final de un capitalismo financiero que impone su lógica al conjunto de la economía,” El señor Sarkozy dijo el mes pasado. “La idea de que los mercados están siempre en lo correcto fue una idea loca”.

¿Qué hay de EE.UU.? En un sentido, la crisis actual parece probable que continúe la retirada las ideas de libre-mercado asociadas con Ronald Reagan, la sugerida aprobación por el Presidente Bush del plan de beneficios de medicamentosMedicare en 2003 y el fracaso de propuesta del Sr. Bush de privatizar el Seguro Social en 2005, el centro de su visión de una “sociedad de propietarios”. Entonces, en 2006, los demócratas tomaron el Congreso por primera vez en 12 años.

Sea quien sea se convierta en presidente en Enero, los legisladores estarán bajo presión para fortalecer la regulación financiera y dar más recursos a organismos como la Administración de Alimentos y Medicamentos Food and Drug Administration, que han aparecido desbordados en los últimos años. Algunos críticos de la legislación de Rescate se quejan, por ejemplo, que al mismo tiempo que faculta al Departamento del Tesoro para comprar cientos de miles de millones de deuda de empresas financieras en dificultades, falla en fortalecer la supervisión del sistema financiero nacional.

Pero los estadounidenses son fundamentalmente sospechosos del gobierno de una forma que los europeos no lo son, una diferencia cultural y política que se extiende desde siglos atrás. Cualquier persona que espere una gran expansión de los poderes de Washington después de Noviembre – ya sea bajo una administración de Barack Obama o John McCain – puede terminar decepcionado.

Los americanos están sin duda cansados de Bush, cuya aprobación cayó al 22 por ciento en la más reciente encuesta de CBS News, la calificación más baja para cualquier presidente desde Harry S. Truman en 1952. Sin embargo, esta encuesta, y otras, también muestran que, cualquiera que sea su enojo en Bush y Wall Street, los estadounidenses no están necesariamente dispuestos a abrazar ideales liberales (N.d. T: de izquierda), tales como sindicatos más fuertes, impuestos significativamente más elevados y más progresivos, y nuevas barreras comerciales.

Una profunda y duradera recesión podría cambiar esa dinámica, al igual que la grave inflación y las recesiones de la década de 1970 impulsó el último gran cambio ideológico en la política americana con la elección en 1980 del Sr Reagan, un ferviente apóstol de los impuestos más bajos, los mercados libres y la desregulación.

Pero por ahora, la economía de los Estados Unidos es mucho más fuerte de lo que era en la década de 1970. El crédito, el desfalleciente mercado de valores y el aumento del desempleo son aterradores, pero los economistas todavía están prediciendo una recesión relativamente leve. La tasa de desempleo, por ejemplo, ha aumentado del 4,4 por ciento desde marzo de 2007 al 6,1 por ciento a finales de septiembre, pero está muy por debajo del pico post-Segunda Guerra Mundial del 10,8 por ciento en noviembre de 1982. Y mientras que el índice Standard & Poor’s 500, índice de las grandes acciones se ha reducido en casi un 30 por ciento desde su pico en 2007, había descendido casi un 50 por ciento entre 2000 y 2002.

La relativamente leve recesión de 1990 y 2001 no agitó la “fe en los principios del mercado libre de los estadounidenses , dice Robert D. Reischauer, presidente del no-partidista Urban Institute. El Sr Reischauer dirigió la Oficina de Presupuesto del Congreso (Congressional Budget Office) entre 1989 y 1994, cuando los Demócratas el controlaban el Congreso. Del mismo modo, esta recesión probablemente no producirá un cambio importante, a menos que resulte ser mucho más larga y más grave que lo que los economistas esperan, dijo el Sr. Reischauer.

“Somos básicamente un país conservador”, dijo. “Y uno podría esperar que, para sea el caso cuando se tiene lacantidad de cosas que tenemos que conservar”.

Doug Schoen, un Democráta estratega y encuestador que trabajó para el Presidente Bill Clinton durante seis años, dice que debería ganar el Sr. Obama el próximo mes, no debería errar su elección por un mandato de impuestos drásticamente más altos sobre los ricos o una gran expansión del gobierno. “La encuesta que he hecho demuestra que las personas son anti-republicanos, no pro-izquierda, no en favor de la redistribución”, dijo. “Son aún más escéptico de Washington”.

Por ejemplo, en la encuesta de CBS News difundida a principios de esta semana, el 44 por ciento de los estadounidenses dice ahora que los negocios están enfrentados sea a una regulación “excesiva” de las empresas o sea “la cantidad correcta” de regulación, en comparación con el 43 por ciento que dice que están enfrentados a demasiada poca regulación. En la encuesta New York Times / CBS News de septiembre, el 42 por ciento dijo que los recortes de impuestos del Sr Bus, que benefician mayoritariamente a los ricos, debería convertirse en permanentes, mientras que el 36 por ciento dijo que se debe permitir que expiren en los próximos años.

Más sorprendentemente, el 34 por ciento se describen a sí mismos como conservadores, en comparación con sólo el 20 por ciento como liberal (N.d.T. izquierda). Estas cifras apenas han cambiado desde septiembre de 2000, cuando el 32 por ciento se describió a sí mismos como conservadores y el 20 por ciento como liberal (N.d.T. izquierda).

Newt Gingrich, el republicano ex presidente de la Cámara, dijo que la crisis financiera ha beneficiado al Sr Obama y a los candidatos Democrátas al Congreso. Pero el Sr Gingrich, añadió que si Sr Obama es elegido y presiona demasiado duro por las políticas liberales (Nd:T. de izquierda) los demócratas pueden ser repudiadas por los votantes en 2010, igual que en 1994, dos años después de Clinton fue elegido presidente y ofreció propuestas para seguros nacionales de salud e impuestos más altos para la energía que fracasaron en el Congreso.

“Usted tiene que convencer a un país que vio Katrina, que vieron Bagdad, que vieron Fannie y Freddie, ahora la respuesta va a ser apilar más basura en la parte superior de la basura de la que ya tenemos,” Dijo el señor Gingrich de los nuevos programas de gobierno.
Algunos demócratas piensan que los estadounidenses están listos para, al menos, un giro moderado hacia un gobierno más activista.

Lawrence Summers, quien fue secretario del Tesoro bajo el Presidente Clinton, dice que incluso antes de la crisis financiera, los estadounidenses estaban preocupados por la desigualdad de los ingresos y el costo de la atención de la salud, y cada vez más conscientes de que esos problemas no pueden ser abordados por soluciones de mercado por sí solo. De hecho, en una encuesta en agosto por el Centro de Investigación Pew, 63 por ciento de los estadounidenses dijeron que favorecían que el seguro de salud garantizado por el gobierno, incluso a costa de impuestos más altos, mientras que sólo el 34 por ciento se opuso a ella.

“Se ha producido un cambio sustancial en el clima intelectual”, dijo. “Es un cambio que anterior a la crisis financiera, y creo que sólo será reforzada por la crisis financiera.”

Jeffrey Garten, un profesor de la escuela de Administración de Yale (Yale School of Management), que fue un subsecretario de comercio en la administración de Bill Clinton, dijo que es probable que el legislador imponga una normativa de supervisión más estricta en varias industrias – especialmente las empresas financieras y los mercados. Después de haberse establecido por sí mismo , a un gran costo, como el financista de última instancia, el gobierno dejará de aceptar alegremente las garantías de los bancos de que ellos son seguros, dijo Garten Sr. En lugar de eso, el Congreso dará a la Comisión de Bolsa y Valores y a la Reserva Federal (Securities and Exchange Commission and the Federal Reserve) nuevos poderes para supervisar las instituciones financieras, dijo el Sr. Garten.

“El gobierno va ir dentro de ellos”, dijo. El Sr Garten también dijo que espera que la Comisión FDA y de Seguridad de Productos de Consumo (F.D.A and Consumer Product Safety Commission) reciba un aumento de la financiación y el refuerzo de los poderes de supervisión. “Todo el tema de los alimentos y la seguridad de los productos – es un desorden total”, dijo. “Estamos a cargo de re-pensar una amplia reglamentación “.

David Ruder, el ex presidente de la Comisión de Bolsa y Valores y en la actualidad profesor emérito de la escuela de Leyes de la Northwestern University, dijo que él también piensa que es necesario un reglamento financiero mucho más estricto, tanto en los Estados Unidos como internacionalmente. “Los acontecimientos, que están ocurriendo hoy en día, son reveladores de la necesidad de una cooperación mucho más estrecha entre los reguladores financieros”, dijo.

Sin embargo, como un signo de la oposición a la que se enfrentarán a los demócratas si tratan de fortalecer la regulación, el Sr Ruder dice que no cree que la reforma de la reglamentación sería fácil de aplicar, incluso en el sector financiero. Incluso después de recibir la ayuda masiva del gobierno este año, los bancos pueden luchar mucho más fuerte contra la supervisión del gobierno el próximo año, dijo.

Las industrias de la banca y las finanzas son principales donantes políticos y fuerzas poderosas de grupos de presión en Washington. Los legisladores que votaron por el rescate recibido mucho más de las contribuciones de financiación en sus carreras desde las industrias de finanzas, seguros y de bienes raíces que los que votaron en contra, de acuerdo con el Center for Responsive Politics, un grupo sin fines de lucro que rastrea las contribuciones políticas.

“Tengo miedo sobre el próximo año, pero estoy muy optimista, vamos a salir de esta en buena forma”, dijo. “Estamos podemos salir muy bien de esta horrible situación con una mejor versión de capitalismo Estadounidense – que será un poco domador, que será un poco más regulado”.

“Pero este país se basa en un apetito por el riesgo”, agregó. “No queremos ser Francia”.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

La desigualdad de los ingresos en los EE.UU.

La desigualdad de ingresos, por muchas medidas, es ahora mayor de lo que ha sido desde la década de 1920. La parte superior del 1 por ciento de los asalariados en los Estados Unidos tenía el 19 por ciento de todos los ingresos en 2005, frente al 8 por ciento en 1975, según un análisis realizado por Emmanuel Saez y Thomas Piketty, dos economistas.

Las causas de la desigualdad son debatidas duramente y tienden a caer en dos grandes categorías. Están las fuerzas del mercado – como el aumento del comercio y los avances tecnológicos – que han hecho de los trabajadores altamente cualificados y bien formados los más productivos, aumentando así su paga. Y hay fuerzas institucionales, como la desregulación, la disminución de los sindicatos y el estancamiento en el salario mínimo.

En 1947, la mediana de la familia – que es más de la mitad de todas las otras familias y menos de la mitad de todas las demás familias – logran 23.400 dólares, según el Instituto de Política Económica (Economic Policy Institute). Durante los próximos tres decenios, la mediana de ingresos se ha más que duplicado, a $ 47.400 en 1977. En 2005, la mediana de familia era $ 58.400. (Todas estas cifras están ajustadas por la inflación.)

Mientras tanto, los ingresos de los asalariados en el percentil 99.99avo de la distribución de la renta – aquellos que logran más que 9.999 de cada 10.000 asalariados – han aumentado en las últimas tres décadas, de menos de 2 millones de dólares a finales de los 1970 a alrededor de 10 millones de dólares en la actualidad.

Por lo tanto, ha aumentado la paga para la mayoría de las familias en los últimos 30 años, pero no tan rápidamente como lo hizo en las décadas después de la Segunda Guerra Mundial y no tan rápidamente como lo ha hecho para los ricos. – David Leonhardt, 16 de diciembre, 200


¿Como trabajan las clases sociales en EE.UU.

New York Times

HOW THE CLASS WORK?

Relacionados crisis financiera:
cRIsIs fiNanCIeRa EE.UU. ¿Cuán libre debe ser un libre mercado?
Explicación a la crisis financiera que nos azota.
Bancos de inversión EE.UU., el final de un modelo.
CRISIS FINANCIERA, UNA MIRADA
¿ESTA MURIENDO EL MERCADO EN EE.UU.?
EE.UU: LA MAYOR INTERVENCION ESTATAL DE LA HISTORIA
CRISIS FINANCIERA SUBPRIME / CRISIS GLOBAL

Una respuesta a “Mercado. ¿Cuán LIBRE?

  1. Pingback: CRISIS FINANCIERA; 12 BREVES CONSIDERACIONES. « GRAZNIDOS Weblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s